Sanidad intentará poner fin a las disparidades autonómicas en la asistencia a irregulares

GRA101 MADRID, 27/8/2015.-El ministro de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, durante su comparecencia hoy en el palacio de La Moncloa, donde ha anunciado que ha pedido al Congreso de los Diputados comparecer la segunda semana de septiemb
|

El Gobierno intentará este miércoles acercar posturas con las comunidades para armonizar la asistencia sanitaria de los inmigrantes que están en situación irregular en España y poner punto y final a las disparidades que se producen tras la reforma puesta en marcha en 2012.
Una reforma que dejaba a este colectivo sin tarjeta sanitaria y que limitó su cobertura en el Sistema Nacional de Salud (SNS) a las urgencias, excepto para las embarazadas y los menores de edad, que han mantenido todas las prestaciones.
La reforma ha sido seguida de forma desigual por las autonomías, algunas en contra de ella desde su inicio, como Andalucía y Asturias, aunque tras el cambio en el mapa político derivado por las elecciones casi todas se han mostrado dispuestas a devolver la atención a los “sin papeles”.
Buena parte de las regiones han anunciado distintas regulaciones para restablecer la atención y ahora el Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, las está estudiando por si invaden competencias del Estado o vulneran la Constitución.
Se ha sumado, además, el anuncio en marzo del ministro Alfonso Alonso de que este colectivo volvería a tener derecho a la atención primaria y en ello trabajaba el Gobierno y los consejeros de Sanidad hace meses, cuando el PP era mayoría en el Consejo Interterritorial de Salud.
El trabajo acordado se materializó en un borrador que se planteará el miércoles a los nuevos gobiernos autonómicos en el marco de la Comisión de Prestaciones de ese Consejo, aunque se trata de un texto de partida.
En ese borrador se plantea que los irregulares accedan a la atención primaria a través de un documento acreditativo que deberá enseñar junto con su pasaporte o documento de identidad cada vez que necesite asistencia.

Sanidad intentará poner fin a las disparidades autonómicas en la asistencia a irregulares