domingo 9/8/20

Bienvenido Mr Escotet

Aunque personalmente no tengo preferencias en materia de banqueros, creo que el resultado ha sido el menos malo para los intereses de Galicia.

Aunque personalmente no tengo preferencias en materia de banqueros, creo que el resultado ha sido el menos malo para los intereses de Galicia. Una vez consumado el desastre que fue la fusión de las cajas , resultado de la perversión política de quienes no están (aunque querrían estar), de las maniobras demagógicas de quienes espero no sigan estando, y  de la ingenuidad de quien está y estará, (aunque quizás no donde está sino donde otros esperamos que esté) que descubrió tarde que esto también era política, tengo que admitir que el naufragio quizás se acabe convirtiendo en una simple via de agua. Las referencias que tengo de Escotet son positivas, especialmente entre la colonia gallega en Venezuela. Y eso es buena señal. Sus primeras declaraciones han sido políticamente correctas, e incluso han ido un paso mas allá en lo referente a esa vergüenza que son –no las preferentes en si mismas– sino la gestión que se hizo de su venta y la patética incapacidad de solucionar el desastre, convirtiendo un problema con solución en una gravísima crisis .Y ahí se acaba el crédito inicial.
Porque lo que Escotet ha comprado es un magnifico barco, con una excelente tripulación , que lleva años en manos de oficiales incapaces y moralmente corruptos que contribuyeron entusiastamente a encallar la nave. Los mismos que llamaban a los directores de las oficinas y les presionaban y amenazaban para que vendieran preferentes. Directivos que cimentaron sus carreras sobre el servilismo bien pagado y que  deberían responder por los 8.000 millones de euros (casi un billón de las antiguas pesetas) que nos ha costado su broma. Es decir tres veces lo que cuesta la ampliación del Canal de Panamá, que –perdonen la expresión– manda carallo!!! Porque digo yo que alguien debería asumir las responsabilidades  penales o de cualquier otro tipo, que se puedan derivar de la perdida de 8000 millones de euros, de dinero publico , en un país donde se multa a un ciudadano por hablar con el copiloto. Creo que ningún idiota llega hasta donde llegó Escotet. Y aunque solo sea por eso, no lo tengo por tal. Y por eso no creo que deje su dinero particular en las manos de quienes provocaron la perdida del dinero publico. Pero en todo caso la  muestra de su  sinceridad , su coherencia , y sobre todo, su proyecto empresarial para Galicia, debe ser necesariamente, el excluir del mismo a quienes tanto daño e incapacidad mostraron. Y en ese caso si que valdrá la pena apostar porque su proyecto sea el de Galicia. Porque lo contrario no solo sería una falta de respeto para los clientes de NGB , y especialmente para los engañados, sino una complicidad moralmente inaceptable, que invalidaría cualquier proyecto creible.

Comentarios