jueves 29/10/20

La incongruencia socialista

Hace unos días nos enteramos los coruñeses de que el Gobierno, presidido por el socialista Pedro Sánchez, condona la deuda contraída.

Hace unos días nos enteramos los coruñeses de que el Gobierno, presidido por el socialista Pedro Sánchez, condona la deuda contraída, por el puerto de Valencia y cuando la Marea solicita igual trato para el de La Coruña, la agrupación socialista cierra filas en contra de la ciudad, aduciendo un dislate que no tiene jurídicamente nada que ver con la propia condonación del débito del puerto valenciano. Son dos cosas diferentes y distantes en el fondo, el de Valencia lo fue por un caso muy concreto y deportivo, el de La Coruña, por interés nacional, después de dos graves tragedias marítimas consecuencia del naufragio de dos petroleros, “Urquiola” y “Mar Egeo”, que dejaron las costas, asoladas de crudo y, la ruina en las familias dedicadas a la pesca de bajura y el marisqueo.
De modo que el Partido Socialista hace un flaco favor a la ciudad con esas manifestaciones anticoruñesas, cuando debía cerrar filas en pos de una gran idea, la que aporta la Marea y a la que se han sumado muchos colectivos vecinales y es la primera de esta formación política. El Gobierno central dio el primer paso; no se sabe a qué burda maniobra se aferran los socialistas coruñeses para que se pueda llevar a buen término una idea que inició el propio Gobierno con el puerto valenciano. Cabe preguntar a esta agrupación ¿qué sentimiento tiene hacia esta ciudad? Su parquedad en las explicaciones no convence a nadie. El hecho es que si no defienden los intereses de La Coruña, cuando esta ciudad más lo necesita, es de interpretar que no desean que los votos de los coruñeses vayan a parar a esa formación, debido a su pésimo interés en la ciudad que les aupó a lo más alto. Ahora van camino de desaparecer del Ayuntamiento con estas y otras actuaciones que han tenido a lo largo de la legislatura municipal.
Y para acallar esta metedura de pata, los populares se han sumando a la idea propuesta por el Ayuntamiento, dejando a los socialistas en una mala posición electoral. La condonación de la deuda del puerto coruñés daría lugar a la posible anulación de los convenios celebrados en el año 2014, acerca de la venta de los muelles del centro de la ciudad y propiciaría la firma de un nuevo contrato más beneficioso para la ciudad y sus moradores. El Gobierno propició la condonación del puerto de Valencia, cuya deuda era de unos 350 millones de euros. El Ejecutivo debe hacer valer el mismo derecho sobre el de La Coruña y los socialistas coruñeses, si sienten la ciudad de verdad, volcarse en su apoyo sin fisuras, evitando lo que sería una lamentable discriminación para la ciudad, que tiene una deuda de 308 millones.
Convirtiendo a la entidad en que sea incapaz de lograr los resultados favorables eficientes para salvar esta precaria situación que sufre. Si no hay venta de los muelles, será imposible amortizar la deuda. Y si no se condona la deuda, se perderá la oportunidad de establecer un nuevo protocolo para uso y disfrute de los terrenos portuarios desafectados. Los socialistas coruñeses tienen la obligación de recapacitar y hacer lo posible ante Fomento y la Presidencia de Gobierno para llevar a buen fin la idea inicial de condonar esta deuda por el bien de la ciudad y de sus habitantes.

Comentarios