sábado 26/9/20

Unos que vivirán con sus padres

Los jóvenes españoles necesitarían tener un sueldo de 1.935 euros mensuales, es decir, el doble de lo que cobran actualmente los asalariados de menos de 34 años para poder comprarse una casa. Solo esa cantidad les permitiría destinar menos de un 30% al pago de una hipoteca, que es lo recomendado para llegar a fin de mes con las facturas pagadas y comida en la mesa. Eso, sin tener en cuenta la entrada, para la que tendrían que destinar el equivalente a cuatro veces su sueldo anual. Pues que se vayan de alquiler, se podría pensar entonces. Mientras no quieran vivir solos... porque eso les costaría el 90% del salario. Este panorama desolador, recogido en un informe del Observatorio de Emancipación, es además previo a la pandemia del coronavirus. Nos podemos hacer una idea de la situación tras los ERTE y los despidos. Bonita generación de adultos que viven con sus padres nos va a quedar. 

Comentarios