martes 20/10/20

La vida de las ranas de Alfonso Molina ya no tiene importancia

xiao Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando– cambia su personalidad con la misma soltura con la que las serpientes mudan su piel. Un día es regenerador urbano; otro, promotor inmobiliario; un tercero, mecenas de okupas; un cuarto, exsocio del Proxecto Cárcere, incluso un quinto paladín de las ranas que viven en Alfonso Molina... pero ese último cometido no le gusta mucho; o no le gusta a él o no le gusta a ese amigo al que contrató para que diseñase la reforma de la avenida, porque los pasos subterráneos para uso exclusivo de los batracios, que podrían cruzar de un lado a otro libres del peligro de atropello, ya han pasado a mejor vida. Es verdad que a los técnicos del Ministerio de Fomento les dio un ataque de risa cuando vieron semejante propuesta, pero que en las alegaciones al proyecto definitivo no se dedique ni una sola línea a tratar de salvar esa compleja red de catacumbas es una auténtica traición a los anfibios. FOTO: varela guarda la espalda al alcalde como en su momento quiso guardársela a las ranas | aec

La vida de las ranas de Alfonso Molina ya no tiene importancia
Comentarios