miércoles 2/12/20

Quince años que acaban ante el juez

MARÍA Teresa Campos se lo comió todo –no físicamente, que eso le va más a su hija Terelu– sino como comunicadora, en la radio, en la tele... Su actual compañero, novio... Bigote Arrocet fue de menús más frugales, pero también se pegó unos buenos atracones en su etapa en “Un, dos tres... responda otra vez”. Lejos quedan para ambos esos momentos de esplendor; incluso ella tendrá que acudir al juzgado por el despido de su empleada de hogar, a la que, tras quince años de trabajo, pagaba 500 euros al mes. La echó cuando estaba de vacaciones. “Por mí puedes quedarte en Perú”, le dijo. No parecía que fuese de tan pocas palabras.

Comentarios