jueves 22/10/20

Una decisión que tiene consecuencias

tendría mucha coña que el gesto de cara a la galería

tendría mucha coña que el gesto de cara a la galería de incluir a los fugados y encarcelados en las listas de los partidos secesionistas se terminara volviendo contra ellos. Está claro que fue una hábil maniobra para presentarse como víctimas de un Estado malvado y represor, pero la realidad es que, aunque tanto los cinco huidos como los tres encarcelados podrían tomar posesión de su acta (es probable que los autoexiliados solamente si regresan a España), el reglamento del Parlament no contempla que puedan delegar su voto, ni tan siquiera que puedan asistir a las sesiones a través de videoconferencia, por lo cual, teniendo en cuenta la exigua ventaja lograda en número de escaños, que no de votos, se las podrían ver y desear para sacar adelante el nombramiento de su candidato elegido como president si no cuentan con el apoyo, no ya de la CUP, sino también de los Comunes. Es hora de echar mano de la calculadora y esperar acontecimientos. Veremos lo que pasa. FOTO: carles Puigdemont, de juerga en bruselas | aec

Comentarios