miércoles 28/10/20

Abanca vuelve a dar ejemplo al sector

NO debe de haber muchos niños que cuando se les pregunte qué quieren ser de mayores, contesten que banqueros, salvo que se apelliden Botín, porque en ese caso, quieran o no, tienen que serlo. De Escotet no se sabe si en la infancia soñaba con ser jugador de béisbol, marino mercante o ingeniero de caminos, pero de mayor lo está bordando como banquero. Solo hay que fijarse en los resultados de los primeros nueve meses del año para darse cuenta de ello, pues Abanca ganó en ese período 276,4 millones de euros, un 3,7% más que en el ejercicio anterior. Si Escotet no quería ser banquero, hizo bien en cambiar de opinión. FOTO: juan carlos escotet | arc

Comentarios