lunes 21/9/20

Tordesillas celebra su primer Toro de la Peña con tensión pero menor que en el de la Vega

Miles de personas asistieron ayer al primer Toro de la Peña de Tordesillas (Valladolid), un encierro que se prolongó a lo largo de casi una hora y en el que no hubo incidentes destacables, según la Guardia Civil.

La Guardia Civil denunció a algunos animalistas que portaban botes de espray	reuters/sergio pérez
La Guardia Civil denunció a algunos animalistas que portaban botes de espray reuters/sergio pérez

Miles de personas asistieron ayer al primer Toro de la Peña de Tordesillas (Valladolid), un encierro que se prolongó a lo largo de casi una hora y en el que no hubo incidentes destacables, según la Guardia Civil. Se registraron momentos de tensión entre antitaurinos y partidarios del Toro de la Vega, de menor intensidad que en años precedentes, y un enfrentamiento en torno a las 09.00 horas de la mañana de ayer.
En ese momento, en la rotonda situada junto al puente que da acceso al recorrido campero del encierro, uno de los manifestantes animalistas recibió un garrotazo y otro de ellos fue golpeado, pero el incidente cesó en este punto con la intervención de los agentes de la Guardia Civil, entre los que se encontraba el propio coronel jefe de la Comandancia de Valladolid, Juan Miguel Recio, y en presencia del subdelegado del Gobierno, Juan Antonio Gómez Iglesias.
Poco antes de iniciarse el Toro de la Peña cientos de personas reivindicaron el Toro de la Vega y leyeron un manifiesto a su favor, tras lo que se soltó a “Pelado”, el toro que este año protagonizó este encierro, que sustituye al torneo en el que se daba muerte al astado alanceado en la Vega de Tordesillas.
En todo momento, hubo un importante dispositivo de la Benemérita, con integrantes de diferentes unidades del Instituto Armado, tanto a pie como a caballo, que mantuvieron apartado a cerca de un centenar de animalistas que corearon gritos como “Tordesillas, vergüenza nacional” y en contra de estos festejos.
Fuentes de la Guardia Civil confirmaron que no se produjeron incidentes destacables, que no se practicó ninguna detención y que solo se denunció a algunas personas de los animalistas que portaban algún espray.

MENOR ASISTENCIA
La asistencia al primer Toro de la Peña, un toro de 640 kilos de peso de la ganadería Jaralta fue inferior a la de años anteriores, en los que se celebraba el Torneo de la Vega, ahora sustituido por este encierro tras prohibir la Junta de Castilla y León la muerte del astado mediante un decreto contra el que se ha presentado recurso ante el Tribunal Constitucional.
Aún así, miles de personas acudieron a Tordesillas, muchas de ellas con banderas y pegatinas en reivindicación del Toro de la Vega, acudieron para ver el festejo o participar en el mismo, en el que el toro bajó desde la calle San Antolín y, tras cruzar el puente de la localidad, fue conducido hasta los Prados de Zapardiel, acompañado por caballistas y corredores en un recorrido en el que, a pesar de que el toro se volvió en dirección a la localidad en sentido contrario, no hubo incidentes.

Comentarios