El satélite europeo Gaia comienza a buscar asteroides

El satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha empezado a buscar asteroides hasta ahora desconocidos, aunque su principal función sea estudiar las estrellas y cartografiar la Vía Láctea en tres dimensiones, según informó ayer la agencia espacial.

El satélite europeo Gaia comienza a buscar asteroides
El año pasado los científicos de la ESA identificaron al asteroide “2016 UV56”
El año pasado los científicos de la ESA identificaron al asteroide “2016 UV56”

El satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha empezado a buscar asteroides hasta ahora desconocidos, aunque su principal función sea estudiar las estrellas y cartografiar la Vía Láctea en tres dimensiones, según informó ayer la agencia espacial.
Estos asteroides se detectan, en forma de puntos, entre los datos de Gaia de una determinada imagen, para, poco después, no aparecer en una imagen posterior. Esto sugiere que se trata de objetos moviéndose a gran velocidad. Una vez identificados, los objetos observados en los datos del satélite se comparan con las órbitas de asteroides conocidos, para saber de qué asteroide se trata exactamente.
Por ello, el científico planetario del Observatorio de la Costa Azul (Francia) responsable de procesar las observaciones del Sistema Solar, Paolo Tanga, comentó que “por primera vez” están detectando objetos en movimiento que no coinciden con ninguna estrella ni asteroide catalogado. El proceso de identificación de asteroides comienza con el software Initial Data Processing (IDT), que compara distintas mediciones realizadas en un área concreta, y que muestra objetos detectados que no aparecían en observaciones previas de esa área.
Una vez detectados los objetos, sus características se someten a un proceso de software en el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) en Toulouse (Francia), donde se cotejan con todos los cuerpos menores del Sistema Solar, y si no se encuentran coincidencias se tratará de un asteroide nuevo.
Según el responsable de seleccionar los candidatos a alertas de Gaia del Observatorio de la Costa Azul, Benoit Carry, al principio les “frustraba” ver la “gran cantidad de errores de coincidencia en los datos”, pero que, al conseguir formas de filtrar esos errores, encontraron, en octubre de 2016, el asteroide bautizado con el nombre de Gaia-606.
Sin embargo, pese a no figurar en catálogo alguno, al estudiar detalladamente la nueva órbita se vio que ya existían observaciones aisladas de Gaia-606, por lo que este objeto, aparentemente nuevo, es un objeto ya detectado pero cuyas observaciones anteriores no habían permitido cartografiar sus órbitas. El asteroide fue rebautizado con el nombre de 2016 UV56. Para William Thuillot del Observatorio de Haute-Provence (Francia) es un descubrimiento “fantástico”, ya que se trata de un asteroide que no aparece en ningún catálogo. n