El Orgullo vuelve a recorrer Madrid y clama contra los delitos de odio

La manifestación del orgullo, a su paso por la plaza de Cibeles | emilio naranjo (efe)

Millares de personas –más de un millón, según los organizadores– advirtieron que no permitirán que los delitos de odio se ceben contra el colectivo Lgtbiq+ y los vulnerables en la manifestación del Orgullo 2022, que volvió a teñir de arcoiris las calles de la capital, tras dos años de pandemia, para reclamar también la aprobación de la ley trans.


‘Frente al odio: visibilidad, orgullo y resiliencia fue el lema elegido por los organizadores –la Federación Estatal Felgtb y la asociación madrileña Cogam–, para insistir en que nadie les va arrebatar los derechos adquiridos.

 

Críticas al ayuntamiento
Los organizadores criticaron al Ayuntamiento de Madrid, al que acusaron de querer borrarlo, al no ampliar la regulación del ruido para poder realizar las celebraciones y por negarse a colgar la bandera arcoiris en el edificio del consistorio. Por eso, la cabecera de la marcha agradeció a Correos –que tiene unas dependencias en el lateral del Ayuntamiento– “haber colgado en el edificio la bandera que el alcalde, José Luis Martínez Almeida, se ha negado a poner”.


Respecto a esta polémica, el portavoz de Más País en el Congreso, Íñigo Errejón, celebró que el PP “haya perdido en su intento de echar un pulso al Orgullo e intentar boicotearlo”.


Sobre la ausencia del alcalde madrileño en la marcha, la vicealcaldesa Begoña Villacís, afirmó que la asistencia “se ha convertido en un derecho de los madrileños pero no en una obligación”. “Madrid sigue siendo el mismo Madrid porque el Orgullo no es de ningún partido político, es de Madrid y de todo los madrileños”, señaló Villacís.

 

No valen los gestos
‘Ni un paso atrás’, ‘El machismo también mata gais’ u ‘Orgullo sin prejuicio’ fueron algunos de los lemas coreados en la marcha, en la que también se reclamó un pacto social contra los delitos de odio. 


En este sentido, el responsable de Interior, Fernando Grande-Marlaska, –uno de los cuatro ministros que secundaron la manifestación–, dijo que “a la derecha y a la extrema derecha les gustan más las políticas de retroceso” en lo que se refiere a los derechos del colectivo Lgtbiq+.Subrayó que esos sectores ideológicos “ponen en tela de juicio los avances” conseguidos en España en favor de los derechos del colectivo y remarcó la necesidad de “seguir avanzando” en su consolidación y en que estén plenamente garantizados. Marlaska recordó algunos logros de gobiernos del PSOE, como el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género y el impulso a la futura ley trans.


Una gran bandera del colectivo trans encabezó también la manifestación para reclamar la aprobación de esta normativa, que la ministra de Igualdad, Irene Montero, querría que estuviera aprobada antes de fin de año. 


“Vamos a estar a la altura para que todas las personas Lgtbi puedan ir a su trabajo, pasear de la mano, ser quienes son sin culpas y sin miedo”, subrayó Montero.


Activistas Lgtbi pusieron voz en la Plaza de Colón al manifiesto que cerraba la manifestación, en el que el colectivo advirtió de que parará “el odio que ya está aquí” dirigido contra los grupos vulnerables y que “pretende envenenar a toda la sociedad” y seguirá luchando por la libertad y la igualdad. “Gritan ya desde las instituciones terribles discursos de odio: nos estigmatizan, señalan, nos culpan de problemas reales e inventados, nos presentan como personas con privilegios o peor, como amenazas a menores, o a las mujeres. Nos quieren señalados, culpables, con rabia, con miedo y con odio”, alertó el manifiesto. Además, aseguró que el colectivo no se conforma “con gestos, ni con palabras ni con promesas. No nos sirven leyes que castigan en manos de jueces que no las aplican, ni políticos que insultan”, y reclamó “igualdad y libertad para toda la diversidad sexual, de género y familiar”.

 

El Gobierno, con el Orgullo
Las ministras de Educación, Pilar Alegría, y de Derechos Sociales, Ione Belarra, acudieron a la manifestación, mientras que  el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reivindicó el “orgullo de país” a través de su cuenta oficial de  Twitter.


“Nuestra diversidad es nuestro mayor orgullo. Reivindiquémosla; celebremos lo que somos, el derecho a ser quien queramos ser. Hoy y siempre, ¡feliz #OrgulloLGTBI!”, rezaba el texto con el que jefe del Ejecutivo acompañó una animada imagen  en su publicación las redes sociales. 

El Orgullo vuelve a recorrer Madrid y clama contra los delitos de odio

Te puede interesar