domingo 29/11/20

La UE pide explicaciones a España por las albóndigas holandesas elaboradas con carne de perro

La Comisión Europea pedirá información al Gobierno español sobre una supuesta detección de carne de perro y gato que podría proceder de España en preparados alimentarios en Holanda, lo que causó sorpresa en el Ministerio español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

un inspector de alimentación analiza un trozo de carne en holanda	efe
un inspector de alimentación analiza un trozo de carne en holanda efe

La Comisión Europea pedirá información al Gobierno español sobre una supuesta detección de carne de perro y gato que podría proceder de España en preparados alimentarios en Holanda, lo que causó sorpresa en el Ministerio español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El portavoz de Sanidad y Consumo de la Comisión Europea, Frédéric Vincent, anunció ayer que pedirá a las autoridades españolas información sobre este hecho que denuncia el diario holandés “Telegraaf”, aunque reconoció que por el momento se trata solo de “informaciones especulativas” y no se recibió  “ninguna notificación formal en el sistema europeo de alerta alimentaria”.

Según “Telegraaf”, la autoridad de seguridad alimentaria de Holanda (NVWA) investiga la posible presencia de carne de perros y gatos procedente de España en piensos y albóndigas, una información que la NVWA no quiso confirmar.

La carne para piensos era distribuida en Holanda por una compañía con sede en Amsterdam que cerró recientemente, según el diario, que apunta a una investigación de la Guardia Civil española para determinar posibles vínculos con el desaparecido mayorista holandés.

El director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Valentín Almansa, señaló que las declaraciones del portavoz comunitario causaron sorpresa.

El responsable de Agricultura afirmó que “no hay ninguna alerta, hay una actuación judicial por una denuncia de la Guardia Civil; se actúa sobre una empresa de tratamiento de cadáveres de animales por sospecha de que introduzcan restos de perros en productos de alimentación de mascotas”.

Según precisó, el juzgado empieza la investigación, “en enero se inmoviliza la planta y los productos, y las analíticas dan resultados negativos”. “Podemos asegurar que no se ha desviado nada al consumo humano”, subrayó.

Almansa recordó que el  ministerio optó por no trasladar la situación a la red de alerta, porque “no existe ningún indicio de que nada haya pasado al consumo humano”.

Comentarios