La investigación de abusos a menores en la Iglesia, más cerca del Congreso al estar Sánchez receptivo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ayer durante un acto| Ep

La creación de una comisión de investigación en el Congreso sobre abusos sexuales a menores en la Iglesia católica está más cerca después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se haya mostrado abierto a esta petición de Unidas Podemos, ERC y EH-Bildu, que apoya también Cs.


El asunto ha adquirido mayor repercusión tras última denuncia de abusos, la del escritor Alejandro Palomas, que ha desvelado que un hermano del colegio de La Salle de Premià de Mar (Barcelona), que denomina L y que fue su profesor y tutor, lo violó, lo masturbó y le hizo tocamientos en múltiples ocasiones cuando él tenía entre ocho y nueve años.


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha agradecido el “coraje” y “valentía” de Palomas (Barcelona, 1967), que fue ganadora del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2016 y Premio Nadal de novela en 2018.


Además, se ha mostrado abierto a la petición formulada el miércoles por Unidas Podemos, ERC y EH-Bildu para crear en el Congreso de los Diputados una comisión de investigación sobre las agresiones y abusos sexuales a menores cometidos en el seno de la Iglesia católica, si bien ha asegurado que lo primero es hablar con las víctimas y escuchar sus testimonios. “Vamos a hablar y a construir”, dijo Sánchez.


Ciudadanos, a favor

Ciudadanos avanzó que apoyará la creación de esta comisión de investigación, que si finalmente cuenta también con el respaldo del grupo parlamentario socialista saldría adelante, mientras que el PP está en contra ya que opina que el ámbito de actuación debe ser el judicial.


Los grupos que han planteado esta comisión creen que la investigación de estos abusos en sede parlamentaria puede facilitar una reparación a las víctimas de los casos prescritos, a través de procedimientos de justicia restaurativa, dándoles un espacio donde narrar su experiencia con libertad y con la asunción de una responsabilidad institucional.


La posibilidad de que el Congreso investigue este tipo de abusos abre una opción más a las víctimas, después de que el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Juan José Omella, rechazara “de momento” crear una comisión independiente para tratar de esclarecer estos casos, una decisión que sí han adoptado otros países como Portugal.


“Portugal hace lo que cree conveniente, como Francia, Alemania o Italia... nosotros estamos en contacto con la Santa Sede con sus protocolos y les ha parecido bien. Si hay alguna dificultad pues ya lo iremos viendo sobre la marcha”, dijo el pasado 14 de enero tras una reunión con el papa Francisco en Roma. Por su parte, el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle) ha abierto una investigación sobre el profesor denunciado por Palomas, que ahora tiene 91 años y vive en una residencia en Cambrils (Tarragona).


“No podemos sino condenar de manera pública cualquier abuso a menores, trasladar la voluntad de apoyo a la persona afectada y asumir la responsabilidad que nos toque”, dijo la responsable de Relaciones Institucionales de La Salle, Isabel Llauger.


Los padres del escritor denunciaron el caso a la dirección del colegio, que les dijo que no volvería a suceder, pero Palomas pasó entonces de ser el favorito de este docente a ser el “apestado”. 

La investigación de abusos a menores en la Iglesia, más cerca del Congreso al estar Sánchez receptivo

Te puede interesar