sábado 31/10/20

El Gobierno ofrece un sistema escolar que atienda las diferencias territoriales

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, propuso ayer a las comunidades autónomas un sistema escolar “flexible” para poder adecuarlo a la realidad autonómica, acompañado de un “pacto presupuestario” de “financiación estable y previsible” a lo largo de los años.

Intervención de Méndez de Vigo en el debate monográfico para el pacto de enseñanza	 EFE/Fernando Alvarado
Intervención de Méndez de Vigo en el debate monográfico para el pacto de enseñanza EFE/Fernando Alvarado


El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, propuso ayer a las comunidades autónomas un sistema escolar “flexible” para poder adecuarlo a la realidad autonómica, acompañado de un “pacto presupuestario” de “financiación estable y previsible” a lo largo de los años.

Los responsables autonómicos de Educación socialistas, nacionalistas y regionalistas, a su vez, exigieron un pacto educativo social, político y territorial que respete escrupulosamente las competencias y no se diseñe sobre los cimientos de la Lomce, pues deberá ser derogada.

Pero ese acuerdo, advirtió el ministro en el Senado, no debe hacer “tabla rasa” ni construirse “ex novo”, sino basarse en analizar certeramente lo que funciona y lo que no, con la experiencia de las comunidades. Además, las autonomías gestionadas por el PP coincidieron en pedir una “visión de Estado y lealtad institucional” a todos los territorios, pero también exigieron un acuerdo serio e inclusivo.

Tras este debate, la Comisión General de Comunidades Autónomas aprobó la creación de una ponencia de estudio en el seno de esta comisión del pacto.

“FLEXIBILIDAD” GEOGRÁFICA
Méndez de Vigo y los responsables de Educación de todas las comunidades y de Ceuta y Melilla debatieron ayer, en la Comisión General de las Comunidades Autónomas de la Cámara Alta, planteamientos generales y algunas propuestas con vistas a lograr un pacto sobre la enseñanza. El mininistro abogó por tener en cuenta las diferencias entre las comunidades autónomas a la hora de llegar a un acuerdo, pues hay “situaciones muy diferentes” tanto geográficas, como demográficas y socioeconómicas.

También insistió en que ese pacto de enseñanza podrá consolidarse en el tiempo si se acuerda que solo pueda modificarse con una mayoría política “supercualificada”. Preguntado por los foros estables de debate territorial y escolar para el pacto demandados por algunos consejeros, respondió: “Hay que saber canalizar la participación de la comunidad escolar y de las autonomías, y a ver cómo hacemos esto con inteligencia”.

Al término de la reunión, Íñigo Méndez de Vigo, afirmó que sale “reconfortado y más optimista” tras el debate sobre el Pacto Social y Político por la Educación con los consejeros del ramo y los grupos parlamentarios en la Comisión de General de Comunidades Autónomas del Senado.

“Hay ideas comunes y ganas de cumplir con este objetivo”, valoró. “Quiero que este sea el primer paso de muchos más”, añadió tras escuchar a todos los consejeros de Educación y a una docena de senadores.

Comentarios