jueves 19.09.2019

Envían a prisión sin fianza a la madre de los niños asesinados en Godella

La mujer fue reconocida el viernes en un centro hospitalario para determinar si podía prestar declaración

El último de los tres días de luto oficial fue ayer |  manuel bruque
El último de los tres días de luto oficial fue ayer | manuel bruque

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Paterna (Valencia), en funciones de guardia, decretó ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de la madre de los dos menores de edad cuyos cadáveres fueron localizados el pasado jueves en Godella. La detenida está investigada por dos delitos de asesinato y la causa sigue bajo secreto de sumario. Ya había acordado este sábado por la tarde la misma medida, prisión provisional, comunicada y sin fianza, y por los mismos delitos, para el padre de los niños, después de que este se negase a declarar sobre lo ocurrido..
  
El magistrado se desplazó  a un centro hospitalario de Llíria para tomar declaración a la detenida y  dictó después el auto de prisión, según informó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana en un comunicado. El juez había ordenado el viernes el traslado de la mujer a este centro, al objeto de que médicos especialistas valorasen su estado psiquiátrico y determinaran si se encontraba en condiciones mentales de prestar declaración ante la autoridad judicial. 


Por otro lado, las localidades valencianas de Rocafort y Godella vivieron ayer la última de las tres jornadas de luto.

En buenas condiciones 
Las víctimas habían sido objeto de seguimiento con anterioridad por parte de la Policía Local de Godella, localidad en la que residían (si bien el mayor estaba escolarizado en el vecino municipio de Rocafort), tras un aviso recibido por familiares. Los agentes constataron que el aviso respondía a un “conflicto relacional con miembros de la familia extensa”, y que tanto los padres como los menores “estaban en buenas condiciones”.

Además, la madre de los menores fue detenida por la Policía Nacional el 9 de junio de 2011 en las inmediaciones de Las Cortes valencianas, donde se manifestaba durante una protesta de los “indignados” del 15-M coincidiendo con la sesión constitutiva de la octava legislatura del parlamento autonómico. Agentes de la Policía Científica continuaron hasta el viernes con sus pesquisas en la zona, especialmente en el interior de la casa abandonada, que la familia ocupaba de forma ilegal, y en las inmediaciones de los dos lugares en los que los menores fueron enterrados.


El Ayuntamiento de Rocafort tiene constancia de que el año pasado la madre de los niños trabajó durante tres meses, mientras estaba embarazada, como auxiliar de limpieza. Además, cumplió hace años en la biblioteca de Rocafort una pena de trabajos en beneficio de la comunidad mientras que el padre estuvo trabajando en un restaurante.

Comentarios