martes 27/10/20

Aumentan los conductores que circulan tras haber consumido drogas y alcohol

Los resultados de la última campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) en las carreteras convencionales reflejan que aumentan los conductores que circulan habiendo consumido drogas

12 diciembre 2013 página 6 / 13 marzo 2015 página 7 / 21 junio 2015 página 03 / 15 marzo 2016 página 6
A Coruña.- La Policía Local inicia una campaña de alcoholemias con muy pocos positivos

El 092 realizó un control en la carretera de Pocomaco

Los resultados de la última campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) en las carreteras convencionales reflejan que aumentan los conductores que circulan habiendo consumido drogas y que junto con el alcohol, la velocidad y no usar el cinturón de seguridad es una de las infracciones más frecuentes.
La campaña tuvo lugar en la semana del 23 al 29 de octubre, periodo en el que se detectaron 629 conductores que habían consumido drogas frente a los 328 de la realizada en el mismo número de días en mayo y los 428 de la de octubre del año pasado, y los que dieron positivo a los test de alcoholemia fueron 897.

Más de 20.000 denuncias
En una semana se controlaron 403.560 vehículos y fueron denunciados 21.939 conductores.
Un total de 12.193 conductores fueron denunciados por exceso de velocidad. 1.369 personas fueron detectadas viajando sin hacer uso del cinturón de seguridad o sin sistema de retención infantil y otras 745 por usar el móvil mientras conducían.
El objetivo de la campaña fue el de concienciar a los conductores y controlar su comportamiento mientras circulaban por las carreteras que no disponen de separación física de ambos sentidos de circulación y que pese a tener una menor densidad de tráfico presentan un mayor grado de siniestralidad.
Según dice el director general de Tráfico en un comunicado “estas cifras confirman la preocupación de la DGT por el aumento de conductores que se ponen al volante tras haber consumido cannabis, cocaína u otras sustancias que afectan a la conducción”.
“Por este motivo estamos incrementando el número de pruebas de drogas que realizan los agentes en carretera a los conductores y este año efectuaremos cien mil, la previsión del que viene es alcanzar los 150.000”, añadió el director general.
Para ello explicó que la DGT entregó a la Agrupación de Tráfico cuarenta furgonetas habilitadas para la realización de estas pruebas y dotará durante 2018 a todos los motoristas de kits portátiles para que puedan hacer de una forma más dinámica estos controles de alcohol y drogas.
En la semana de la campaña 1.316 personas fueron denunciadas por no llevar el cinturón de seguridad y 53 por no llevar a los menores con su correspondiente sistema de retención infantil.

Comentarios