Desestiman el recurso por el archivo de la causa contra los “19 de Meirás”

Después de saltar uno de los muros consiguieron desplegar dos pancartas, una de ellas desde la torre de la Quimera | AEC

Nuevo revés para los Franco. El Juzgado de Instrucción 2 de Betanzos acordó desestimar el recurso contra el archivo y sobreseimiento de la causa abierta contra los “19 de Meirás”, los activistas denunciados por los nietos del dictador y por la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) por la acción simbólica realizada el 30 de agosto de 2017.


Desde el colectivo celebraron la decisión del Juzgado de Betanzos reiterando el archivo, si bien apuntan a que “aínda cabe recurso de apelación ante a Audiencia Provincial da Coruña”.


En cualquier caso, los “19 de Meirás” reiteraron “a reafirmación no acto simbólico realizado aquela mañá de agosto para reclamar o que é de xustiza: que o pazo ten que ser devolto ao pobo galego” explicaron en un comunucado en el que inciden en que “por moito que os herdeiros da ditadura franquista intenten acalar a voz das e dos demócratas que denunciamos o espolio do franquismo non o van conseguir”, indicaron relación a propiedades obtenidas por los Franco durante esa etapa apuntando también a la Casa Cornide de A Coruña.


En noviembre del año pasado, el Juzgado de Betanzos acordó el sobreseimiento y archivo de la causa contra los activistas denunciados por los herederos de Franco por la ocupación simbólica del inmueble, con la que reivindicaron la propiedad pública del pazo sadense, remitiendo a los argumentos esgrimidos por el Tribunal Supremo, que meses antes también decretó el archivo de las actuaciones seguidas por estos mismos hechos contra Néstor Rego, por su condición de aforado al ser diputado del BNG.


El alto tribunal consideró entonces que no concurría el delito de odio ni tampoco un delito de allanamiento de morada, pues los querellantes “no son un grupo minoritario que requiera una especial protección” destacando que durante el acceso se estaba desarrollando una visita a Meirás.


El 30 de agosto de 2017, después de saltar uno de los muros y acceder al inmueble, consiguieron desplegar dos pancartas con sendas consignas y un enunciado común: “Franquismo, Nunca Máis”. Una de ellas, vertical y con la “estreleira”, desde lo alto de la célebre Torre da Quimera. En el exterior, un centenar de ciudadanos se unió a la causa, respaldada por el BNG. Una movilización que coincidió con la primera visita al BIC desde el anuncio de su organización por parte de la Fundación Francisco Franco.


En este sentido, la idea inicial era “aproveitar o réxime de visitas” para llevar a cabo esta “ocupación simbólica”, pero la entrada se realizó sin autorización ante “los obstáculos” que, según indicaron entonces los nacionalistas, les puso la citada FNFF. 

Desestiman el recurso por el archivo de la causa contra los “19 de Meirás”

Te puede interesar