martes 26/1/21

El Parlamento venezolano no reconoce la proclamación de Maduro como presidente

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, aprobó ayer no reconocer la proclamación de Nicolás Maduro como presidente del país para el período 2019-2025,

Nicolás Maduro pronuncia un discurso durante su designación como mandatario electo | Miguel Gutiérrez (efe)
Nicolás Maduro pronuncia un discurso durante su designación como mandatario electo | Miguel Gutiérrez (efe)

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, aprobó ayer no reconocer la proclamación de Nicolás Maduro como presidente del país para el período 2019-2025, y declaró “inexistente” la elección presidencial del pasado domingo, en la que el jefe de Estado fue reelegido en su cargo.


Se aprueba “desconocer cualesquiera actos írritos e ilegítimos de proclamación y juramentación en virtud de los cuales se pretenda investir constitucionalmente al ciudadano Nicolás Maduro Moros como supuesto presidente de la República Bolivariana de Venezuela para el período 2019-2025”, dice el acuerdo aprobado por Legislativo.

Tras un debate en el que solo participaron los diputados opositores, como es costumbre, se declaró “como inexistente la farsa realizada el 20 de mayo de 2018, al haberse realizado completamente al margen de lo dispuesto en Tratados de derechos humanos, la Constitución y las Leyes de la República”.
El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela proclamó ayer a Maduro como presidente reelegido tras los comicios del domingo, en los que obtuvo más de seis millones de votos de un registro electoral de 20,5 millones, pero el Legislativo insiste en que las votaciones del domingo fueron “fraudulentas”.
De hecho, la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, denunció también ayer las irregularidades en las elecciones presidenciales celebradas en Venezuela y aseguró que los Veintiocho “considerarán la adopción de medidas adecuadas”.

“Las elecciones presidenciales y regionales se llevaron a cabo sin un acuerdo nacional sobre un calendario electoral y sin cumplir con los estándares internacionales mínimos para un proceso creíble, sin respetar el pluralismo político, la democracia, la transparencia y el Estado de derecho”, declaró Mogherini.
La UE cuestionó así estos comicios y anunció la posibilidad de estudiar sanciones, una opción que ya había planteado el pasado febrero si Venezuela no daba “garantías para unas elecciones creíbles”.


“Grandes obstáculos a la participación de los partidos políticos de oposición y sus líderes, una composición desequilibrada del Consejo Nacional Electoral, condiciones electorales sesgadas, numerosas irregularidades reportadas durante el día de las elecciones, incluida la compra de votos, obstaculizaron unas elecciones justas y equitativas”, agregó la política italiana.
Mientras, el recién reelegido presidente de Venezuela se mostró abierto a que algunos opositores que se encuentran en prisión reciban beneficios procesales con el fin de caminar hacia “un Gobierno de reconciliación”.
Durante su discurso de proclamación, el mandatario pidió a la presidenta de la Comisión de la Verdad de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que “por favor promuevan” “un conjunto de medidas de beneficios para sectores de la oposición que hayan incurrido en errores y problemas”.

Comentarios