viernes 27/11/20
HABRÉ JUICIO

Habré y sus abogados, ausentes en su juicio por crímenes contra la humanidad

El exdictador chadiano Hissène Habré y sus abogados rechazaron hoy participar en la primera sesión del juicio abierto en su contra como supuesto responsable de 40.000 asesinatos políticos y más de 200.000 casos de tortura entre 1982 y 1990.

Mbacke Fall (3-i), fiscal de las Cámaras Africanas Extraordinarias, un tribunal especial creado para juzgar al expresidente chadiano Hisen Habre. EFE/Archivo
Mbacke Fall (3-i), fiscal de las Cámaras Africanas Extraordinarias, un tribunal especial creado para juzgar al expresidente chadiano Hisen Habre. EFE/Archivo

El exdictador chadiano Hissène Habré y sus abogados rechazaron hoy participar en la primera sesión del juicio abierto en su contra como supuesto responsable de 40.000 asesinatos políticos y más de 200.000 casos de tortura entre 1982 y 1990.

El acusado, juzgado por un tribunal especial creado en Senegal, país donde fue detenido en 2005, y sus seguidores, en su mayoría chadianos, protagonizaron un ruidoso incidente al grito de "abajo los traidores" durante su entrada a la sala, lo que llevó a los jueces a ordenar el traslado de Habré a una habitación de aislamiento.

Tras un receso por el incidente, el expresidente se negó a volver a la sala de vistas, donde tampoco estaban sus abogados.

En declaraciones a los medios de comunicación, uno de los miembros del equipo de su defensa, Ibrahima Diawara, reiteró que no tomarían la palabra durante el juicio, ya que su cliente no reconoce la legitimidad de este tribunal, que fue creado por el acuerdo entre la Unión Africana y la ONU, de 2009.

En la apertura de la vista, que está previsto que se prolongue durante unos tres meses, el fiscal subrayó que el silencio de Habré "no podrá ser interpretado como una estrategia de defensa, sino como una forma de esquivar la confrontación con sus víctimas".

La primera sesión del juicio, que continúa esta tarde, está siendo seguida por cerca de un millar de personas en mitad de un fuerte dispositivo de seguridad.

A sus 72 años, Habré podría ser condenado a cadena perpetua si el tribunal le declara culpable.

Es la primera vez en la historia que un dictador africano es juzgado por un tribunal de otro país africano, y todo ello a instancias de sus propias víctimas, que fueron apoyadas por diferentes asociaciones internacionales de derechos humanos.

El pasado mes de marzo, un tribunal chadiano condenó por tortura a 20 altos cargos del aparato de seguridad del exdictador que, junto al Gobierno de Chad, tendrán que pagar 125 millones de dólares para compensar a más de 7.000 víctimas de la represión.

Comentarios