domingo 29/11/20

El FBI concluye que sigue sin haber motivos para imputar a Hillary Clinton por los correos

El director del FBI, James Comey, informó al Congreso de EEUU de que sigue sin haber motivos para imputar a la candidata demócrata, Hillary Clinton, tras la revisión de la más reciente información sobre la utilización de un servidor privado de correo para la gestión de información clasificada.

Donald Trump sostiene a dos bebés en un acto de campaña en Colorado	Carlo Allegri
Donald Trump sostiene a dos bebés en un acto de campaña en Colorado Carlo Allegri

El director del FBI, James Comey, informó al Congreso de EEUU de que sigue sin haber motivos para imputar a la candidata demócrata, Hillary Clinton, tras la revisión de la más reciente información sobre la utilización de un servidor privado de correo para la gestión de información clasificada. El congresista republicano Jason Chaffetz reveló a través de Twitter que Comey le había informado a él como miembro de la Cámara de Representantes de estas conclusiones.
La carta remitida por Comey al Congreso el pasado 28 de octubre informando de que las nuevas informaciones sobre el caso podrían reabrir la investigación han centrado los últimos días de la campaña electoral para las presidenciales estadounidenses, que se celebran mañana.  
Por su parte, el candidato demócrata a la Vicepresidencia de Estados Unidos, Tim Kaine, sugirió que gente dentro del FBI está “trabajando activamente” para favorecer a la campaña del republicano Donald Trump. En una entrevista, Kaine fue preguntado por los comentarios del asesor y exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, quien aseguró que la campaña de Trump tenía conocimiento de que el FBI planeaba lanzar una investigación adicional sobre los correos electrónicos de Clinton. “Yo no he tenido nada que ver en eso. Pero ¿sabía yo que iba a pasar? Sí. Vamos que si lo sabía”, declaró Giuliani, a lo que el compañero de fórmula de Clinton respondió con comentarios criticando la labor del FBI.
“Pienso que el FBI tristemente se ha convertido en un coladero”, señaló Kaine, antes de añadir que los comentarios de Giuliani muestran que “algunos” en el seno del FBI “trabajan activamente” para ayudar a la candidatura de Trump mediante filtraciones a la prensa.  
La intensidad de la campaña en EEUU y la potencia mediática de los dos principales candidatos ha desdibujado la figura de los dos potenciales vicepresidentes, eclipsados en términos generales salvo por el breve destello del debate televisado. 
Trump eligió al gobernador de Indiana, Mike Pence, como su compañero de fórmula y contrapeso. No en vano, las constantes polémicas del magnate hacían necesario buscar a un número dos menos controvertido, aun a riesgo de no lograr el mismo arrastre que se habría obtenido con otro rostro popular.
Kaine, por su parte, llegó a la carrera de la mano de Clinton. De 58 años, es senador por Virginia, considerado uno de los territorios clave para la candidata demócrata. No se le han echado en cara posiciones controvertidas durante la campaña, aunque lo cierto es que tampoco parece haber sumado demasiados puntos al casillero de Clinton. n

Comentarios