jueves 29/10/20

El Gobierno calcula que dos millones de personas asistirán al funeral de Chávez

Más de dos millones de venezolanos se movilizaron en todo el país para el funeral del presidente, Hugo Chávez, según informó ayer el Gobierno de ese país, que reconoció que va a ser “matemáticamente imposible” que todas las personas que aguardan desde hace horas para verlo consigan hacerlo.
dos mujeres dan muestras de dolor ante el féretro de hugo chávez efe
dos mujeres dan muestras de dolor ante el féretro de hugo chávez efe

Más de dos millones de venezolanos se movilizaron en todo el país para el funeral del presidente, Hugo Chávez, según informó ayer el Gobierno de ese país, que reconoció que va a ser “matemáticamente imposible” que todas las personas que aguardan desde hace horas para verlo consigan hacerlo.

“Estadísticamente, matemáticamente, es imposible que todas las personas que se han aproximado hasta acá, hasta los alrededores del Fuerte Tiuna, los alrededores de la Academia Militar Bolivariana puedan finalmente darle un saludo directamente al comandante Chávez”, dijo el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, al canal estatal de televisión VTV.

Decenas de miles de personas formaron una cola que se extendía varios kilómetros desde las inmediaciones de la Academia Militar, donde ayer quedó instalada la capilla ardiente del mandatario, fallecido a los 58 años el martes tras una lucha de más de 20 meses contra el cáncer.

Villegas pidió a los seguidores de Chávez que esa imposibilidad de que todos lleguen no se convierta en “motivo de alarma, de frustración, de rabia” y que “en homenaje” al gobernante se comprenda “con la altura y la seriedad que el presidente Chávez siempre recibió de su pueblo cuanto tuvo que comunicarle alguna noticia negativa”.

Quienes pudieron entrar en la capilla ardiente se encontraron con su inconfundible boina roja de paracaidista, vestido de verde militar y con la banda presidencial en el pecho. El presidente está en el féretro “tal y como era”, describieron ayer los seguidores que pudieron verlo tras largas horas de cola.

“Está vestido de militar, está así tranquilito, como sonriente, quedó bello”, dijo John Jackson Rivero, un comerciante de 34 años que salía emocionado de ver a su presidente, después de haber esperado más de trece horas a la intemperie.

Las personas que vieron a Chávez coincidieron en señalar que se le veía “como siempre ha sido él”, como relataba Antonio, un trabajador de 40 años.

“Está tranquilo, normalito, sin ninguna deserción física”, comentaba Tania Ustraiz, una estudiante de derecho de 44 años.

Muchos explicaron que sentían la necesidad de “estar con él hasta lo ultimo”, como Francia de Martínez, una jubilada de 69 años que ayer volvía a hacer la cola, después de haber visto al presidente ya ayer.

“Está bello, está lindo, igualito, como es él, más bello todavía”, comentaron unas enfermeras al salir de la Academia.

Comentarios