La Virgen descubierta en el Sar se incorpora al Museo de las Peregrinaciones

El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, observa la pieza tras su restauración/EFE/Lavandeira jr

La talla de la Virgen descubierta en el río Sar ya se encuentra expuesta en el Museo de las Peregrinaciones de Santiago, incorporándose así a la exposición permanente de la institución.


Según ha informado la Xunta, los expertos que investigaron el hallazgo atribuyen la autoría a un taller de Ourense con influencia burgalesa, responsable también de la Virgen de Santa María de Salomé y del tímpano de San Fiz de Solovio. Además, sitúan su cronología a principios del siglo XIV.


El conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, ha comprobado los resultados de los trabajos de conservación impulsados por la Xunta de Galicia para limpiar y restaurar la talla, denominada como "Virxe do Leite de Santa María de Conxo".


Rodríguez ha recordado que la pieza expuesta en el espacio del museo dedicado a la historia de la capital gallega fue rescatada de un tramo con escaso caudal del río Sar, ubicado a la altura del barrio de Conxo, gracias a la colaboración y diligencia de APATRIGAL, entidad que actuó como mediadora entre la administración regional y el particular que encontró la pieza.


Tras su retirada del río, la obra de arte fue trasladada a las instalaciones del museo, donde un grupo de expertos investigó la importancia patrimonial de este hallazgo, al tiempo que puso en marcha un "delicado proceso para asegurar su conservación".


Los especialistas decidieron que la figura "debía permanecer sumergida en agua con el fin de controlar los niveles fisicoquímicos del medio en el que se encontraba", mientras se limpiaba toda la superficie de vegetación y agentes biológicos.


El proyecto se completó con la creación de una cápsula transparente que "permitió aclimatar la talla de la Virgen de forma controlada y gradual", con un calendario establecido por los expertos para que la progresión de la desecación "fuera lo más suave posible" y así "no dañar la pieza".


La escultura está tallada en cuatro de sus cinco caras y representa a una Virgen entronizada con el Niño. A ambos lados de la Virgen, sobre sus hombros, descansan dos ángeles sosteniendo un botafumeiro o incensario.


Se trata de una pieza de casi un metro de altura y los expertos señalan que responde al modelo de "Virxe do leite".

La Virgen descubierta en el Sar se incorpora al Museo de las Peregrinaciones

Te puede interesar