domingo 20.10.2019

Villares cree que Podemos “entenderá” que En Marea rechace las cuentas

La formación rupturista mantiene abierta la negociación para hacer crecer la inversión en Galicia

La portavoz de En Marea en el Congreso, Yolanda Díaz, junto al líder de Podemos, Pablo Iglesias | aec
La portavoz de En Marea en el Congreso, Yolanda Díaz, junto al líder de Podemos, Pablo Iglesias | aec

El portavoz de En Marea, Luís Villares, aseguró ayer que “los compañeros de Unidos Podemos” en el Congreso “entenderán perfectamente” el voto negativo de la confluencia gallega a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del Gobierno de Pedro Sánchez si no se incrementa la inversión en Galicia hasta unos “mínimos”.


En declaraciones a los medios, Villares explicó que los diputados de En Marea están “dispuestos a llegar a donde haga falta” para que “se cumplan” las exigencias de la “agenda gallega del cambio”, en particular en el ámbito de las infraestructuras comprometidas.
Así, el líder de la formación rupturista explicó que las exigencias de En Marea están incluidas en un documento “claro” que “se trasladó en su momento al partido socialista” y que si no hay una “rectificación” en materia de inversión, “no habrá apoyo a los presupuestos”.

Sobre la posibilidad de que Unidos Podemos dé su visto buenos a las cuentas estatales, Villares recordó que En Marea tiene “una alianza” con esta formación “que está funcionando en la negociación de los presupuestos a nivel social”, donde se han conseguido avances “positivos”.


Así, Villares admitió que los aspectos positivos como el incremento del salario mínimo interprofesional o la regularización de las pensiones, pero que no es suficiente para contar con el respaldo del voto de los cinco diputados gallegos.

De este modo, precisó que En Marea es “un espacio político autónomo que tiene unas prioridades que tienen que ver con las inversiones en Galicia”. “Por tanto, los compañeros de Unidos Podemos entenderán perfectamente que, o se respetan esos mínimos, o no podemos apoyar los presupuestos”, zanjó el el líder de la confluencia

Dentro de estas exigencias  que marca En Marea está, entre otras cosas, la AP-9 que, además de transferirse, “debe acabar siendo pública” y eliminar el peaje, algo para lo que En Marea apuesta por fondos como los del “cese” del proyecto constructivo de la A-57, que va a “discurrir en paralelo” a la AP-9. “Pero, lamentablemente, el Gobierno de Pedro Sánchez sigue incluyendo presupuestos para la A-57”, destacó. Además, la “agenda gallega” también recoge la exigencia de que se condone la deuda del puerto de A Coruña.
De hecho, para contar con el apoyo de los diputados gallegos del grupo confederal, En Marea exige una “negociación bilateral” con el Gobierno “y un pacto por escrito previo al debate de totalidad” de las cuentas. Sin ello, los diputados de En Marea en las Cortes están “dispuestos a llegar donde haga falta”.

Comentarios