Transportes reducirá el desvió en la A-6 por Pedrafita motivado por el derrumbe

(i-d) Tomé Roca, presidente Diputación Lugo; Xavier Garcia Flores, Secretario General de Infraestructuras; y José Manuel Miñones Conde, delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Galicia

 El secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Xavier Flores, ha explicado este jueves que prevé reducir a 4,5 kilómetros y cinco minutos el desvío de la autovía A-6 en Pedrafita (Lugo), motivado por el derrumbe de un viaducto, con una obra que acabará dentro de un mes y espera poder mejorar esta solución en consenso con los gobiernos autonómicos dentro de dos semanas.

 

“Abordamos este tema con tres principios: rigor, transparencia y seguridad”, ha valorado el secretario general sobre el trabajo vinculado al derrumbe del viaducto do Castro, en el límite entre Galicia y Castilla y León.

 

Ha citado el “rigor técnico” que tienen las más de diez empresas que trabajan en la actualidad en la zona, entre los municipios de Pedrafita do Cebreiro (Lugo) y Vega de Valcarce (León), que son “especialistas en infraestructuras, materiales, ingeniería del terreno y seguridad y salud”.

 

“La seguridad siempre ha estado por delante de todo y seguirá estándolo”, ha proseguido antes de aclarar que todavía están en estudio las causas, con “dos hipótesis muy claras”: que el desplazamiento de una pila casi dos metros haya sido una causa o una consecuencia y que haya habido un fallo del sistema de cables que sustentaba el puente.

 

Sobre movilidad, ha abordado con los gobiernos autonómicos “cómo reducir al máximo las molestias” y para eso ha planteado una solución que reduce los once kilómetros actuales de desvío a 4,5.

 

Lo que ocurrió en O Castro vendrá determinado por los resultados de laboratorio de ingeniería forense, puesto que “conocer las causas es importante para poder afrontar las soluciones”.

 

El secretario general ha asegurado que reconstruirlo es el “objetivo prioritario”, aunque hay que determinar primero si es posible aprovechar parte de la estructura actual aunque, en ningún caso, se utilizará el vano que queda en pie, que se tirará en cuanto esté el proyecto redactado.

 

El viaducto de la A-6 ubicado en el municipio leonés de Vega de Valcarce, en el límite entre León y Lugo, ha sufrido dos derrumbes los pasados días 7 y 16 de junio y los técnicos prevén que en los próximos días pueda desplomarse un tercer vano.

Transportes reducirá el desvió en la A-6 por Pedrafita motivado por el derrumbe

Te puede interesar