Rueda urge al Gobierno a tomar decisiones en sanidad que “no dependen” de las autonomías

El presidente de la Xunta, acompañado por el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda | david cabezón

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, instó ayer al Gobierno central a tomar medidas para solucionar el problema de asistencia en los servicios de Atención Primaria que “no dependen de una decisión autonómica”. 


Rueda hizo estas declaraciones tras conocerse que Madrid también se unió al manifiesto impulsado por Galicia y el País Vasco para solicitar al Gobierno central, entre otras cuestiones, la aprobación de un MIR extraordinario con mil plazas y la creación de la especialidad de urgencias para poder cubrir las vacantes en todo el sistema sanitario.


Para el titular de la Xunta, que Madrid se haya unido a esta reivindicación es una “demostración más” de que los “hechos” que lleva denunciando Galicia “desde hace meses”. 


“La situación afecta a todas las autonomías y la solución no puede ir más que de la mano del Gobierno central. Si estuviera en la mano de las comunidades seguro que lo habríamos solucionado porque no creo que haya ninguna que esté en esta situación por propio gusto”, declaró Rueda tras participar en un acto sobre emigración en Santiago.


Preguntado de nuevo por la supresión de la Tarxeta Básica y la intención de la Xunta de no recuperarla, como le piden las principales entidades sociales que trabajan con personas vulnerables, el presidente gallego indicó que comprende que estas asociaciones que luchan contra la pobreza “soliciten todas las ayudas posibles de las comunidades y de todas las administraciones”. 


Así, volvió a destacar que la próxima semana se aprobará una partida superior a siete millones para estas entidades y en los próximos meses la Xunta seguirá hablando con ellas para ver las necesidades y para arbitrar más medidas “si son necesarias”.  

 

Retorno de emigrantes
Por otro lado, Rueda destacó los programas asistenciales a los emigrantes en sus países de acogida y también las iniciativas pioneras del Ejecutivo autonómico para facilitar el retorno tanto de éstos como de sus descendientes. 


Acompañado por el secretario general de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, Rueda presidió ayer una reunión de la Comisión delegada do XII Consello de comunidades galegas, el órgano permanente de representación de la diáspora. 


Durante una breve intervención abierta a los medios, Rueda recordó que en su anterior responsabilidad como conselleiro y vicepresidente tuvo la oportunidad de conocer de primera mano las necesidades de los gallegos en otros países. 
“Hay que ver para saber lo que significa la Galicia exterior, no vale que te lo cuenten; hay que ir y ver la presencia de tantos gallegos durante tanto tiempo en tantos países, la huella que han dejado con muchísima fuerza” y los vínculos con su tierra de origen, destacó en su intervención. 

 


El presidente gallego señaló que los programas asistenciales a los emigrantes son fundamentales, dada su avanzada edad y ya que muchos de ellos no cuentan otro tipo de ayudas. Esa edad, continuó, implica uno de los mayores retos en esta etapa, que es lograr el relevo generacional en las entidades y centros gallegos en el exterior, hacer que los descendientes mantengan vivo el vínculo con la tierra de sus padres y abuelos. 


Para mantener esa relación e incluso incrementarla, Rueda citó los distintos programas de la Xunta favor del retorno. 

Rueda urge al Gobierno a tomar decisiones en sanidad que “no dependen” de las autonomías

Te puede interesar