El PSdeG da peso a Pontevedra y A Coruña en el grupo y Álvarez avisa: "Ahora lo importante son las iniciativas"

El secretario general del PSdeG, Valentín González Formoso, y el nuevo portavoz del Grupo Socialista, Luis Álvarez/EFE/Lavandeira jr.

El Grupo Parlamentario del PSdeG también se ha reorganizado internamente tras el relevo asumido por el lucense Luis Álvarez, en sustitución a Gonzalo Caballero, que perdió las primeras internas a secretario xeral frente al presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso.


Tras la reunión del máximo órgano de dirección entre congresos el pasado sábado, en el que se anunció el nuevo nombre, este lunes Formoso acudió al Parlamento para la primera reunión que ya dirige "en sintonía" con la dirección de la formación socialista el diputado Luis Álvarez, hasta ahora responsable del área de educación.


En rueda de prensa, Álvarez ha hecho hincapié en que se "abre una nueva etapa" y que, ahora, se pondrá énfasis" en las iniciativas, sin relevancia de quién será quién las defienda. "Ahora lo importante son las iniciativas, no qué personas componen el grupo parlamentario", ha remarcado.


A preguntas de los medios, Formoso avanzó que, junto a Luis Álvarez, el grupo haría un reparto con peso para hombres y mujeres, de forma igualitaria, y con "representación provincial", para trasladar la "inquietudes de los territorios", en las que han ganado peso A Coruña y Pontevedra. Asimismo, también afirmó que se buscará "encaje" para el portavoz parlamentario saliente, Gonzalo Caballero, para que se sitúe en el "donde considere que puede aportar".


Fuentes socialistas han confirmado a Europa Press que a Álvarez le acompañarán en esta "nueva etapa" caras conocidas, como son Begoña Rodríguez Rumbo --próxima al secretario xeral--, el arousano Julio Torrado --responsable del área sanitaria y que sonó también para asumir la portavocía parlamentaria--, y la viguesa Leticia Gallego.


Falta por saber el papel que jugará el que hasta ahora ocupó la cabeza visible, Gonzalo Caballero, y la situación en la que se quedan los otros dos hasta ahora portavoces suplentes --el coruñés Pablo Arangüena y la pontevedresa Paloma Castro--.


AGRADECER LA CONFIANZA

Luis Álvarez ha agradecido la confianza depositada en él, una "responsabilidad importantisima". "A partir de este momento, empieza una nueva etapa, sin duda, marcada por que lo más importante sean las iniciativas del grupo socialista", ha enfatizado el dirigente socialista, quien ha dicho que la "obsesión" será la de trasladar los problemas de los gallegos a la Cámara "sin descanso".


Ofreció "lealtad" al secretario xeral, que marcará las líneas desde la ejecutiva. Luis Álvarez ha insistido en que "lo importante es qué iniciativas traslada el PSOE y no qué personas componen el grupo parlamentario" de aquí en adelante, una visión que ha reiterado en varias ocasiones en su intervención en la que llegó a indicar que son diputados de forma "accidental", entre comillas, es decir, por un proceso de selección pero que lo que es "importante" es el "impulso político".


SINTONÍA

Valentín González Formoso ha garantizado "sintonía" entre la dirección del partido y el grupo parlamentario. Además, como dirigente que no está en el Parlamento, el también presidente de la Diputación de A Coruña ha subrayado que el PSOE hará política "desde todos los ámbitos" y el Parlamento es uno de esos lugares, pero también lo es "la calle".


El líder socialista ha apuntado que "no haya nada que coser", sino cumplir esa "obsesión" de dedicar el 99 por ciento del tiempo a la política propositiva. "Ser capaces de seguir a la vanguardia" y contar con un criterio de país y "altura de miras".


Así, sobre los congresos provinciales, ha convenido que todos pueden tener sus propias aspiraciones en el partido y en el grupo, pero no obsta para lo anterior dicho. Y ha advertido, asimismo, que "no sirve ensimismarnos en nosotros mismos", mensaje que se ha mostrado seguro de que va a calar en la sociedad e internamente.


Dicho esto, Formoso se mostró seguro de que habrá "sintonía absoluta" una vez concluya la renovación de las direcciones, y esto permitirá también "pasar página al día siguiente de lo que decida el partido".


SALIDA DE CABALLERO

Ante el encaje del que se ha hablado para Caballero, el portavoz saliente ha dicho que él seguirá trabajando en el Parlamento por un proyecto "de izquierdas y galleguista" en lo que se le quiera asignar y a pie de calle.


En declaraciones a los medios, Caballero ha manifestado sus "deseos de éxito" a Luis Álvarez y a la nueva dirección en el camino para el PSOE, y tras reiterar su "disposición" a trabajar en lo que se considere más adecuado, ha recordado que no le corresponde a él dirigir los tiempos.


En todo caso, ha considerado "importante" que "todas las sensibilidades estén lo más cómodas posible" y ha incidido en que, "probablemente" a él le hubiese gustado que "el último congreso se hubiese enfocado de otra manera, fortaleciendo que las distintas sensibilidades tuviesen integración" en la dirección. "Pero yo voy a cumplir mis responsabilidades, con mi lealtad a todos y seguir remando. El tiempo acabará perfilando" los éxitos entre todos.   

El PSdeG da peso a Pontevedra y A Coruña en el grupo y Álvarez avisa: "Ahora lo importante son las iniciativas"

Te puede interesar