El polvo del Sáhara afecta a la calidad del aire en Galicia, pésima en varias zonas de Ourense

El cielo de A Coruña, con polvo del Sáhara, ayer/Patricia G. Fraga

El polvo sahariano sigue causando problemas en Galicia, donde su concentración empeora la calidad del aire hasta niveles malos, muy malos y pésimos en el 38% del territorio. En tres puntos de medición, Laza, Xinzo y Ourense, la situación es "de emergencia".


En concreto, y atendiendo a las partículas peligrosas para la salud (M10), si la recomendación de la OMS es que no superen en ningún caso los 50 microgramos por metro cúbico, en la tarde de este miércoles Laza registra niveles 10 veces por encima, de 522, mientras que en Xinzo se detectan 385 y en la estación de la calle Gómez Franqueira de Ourense, 185. En los tres lugares, la calidad del aire es 'pésima'.


Asimismo, las estaciones de calidad del aire califican de 'muy mala' la situación en Fingoi, en Lugo, que marca más del doble del máximo permitido, 113 microgramos por metro cúbico.


Además, la calidad del aire es 'mala' en doce estaciones: la del campus sur de la USC (59) y la de San Caetano (68), ambas en Santiago; la de Coia, en Vigo (75); la de Lalín (91), la de Campolongo (83), la de Areeiro (82) y la de Campelo (80), en Pontevedra; la de la calle Lope de Vega en Vigo (89); la de PSA Peugeot (82); la de Vilalba (51); la de Sabón, en A Coruña (54); y la de Cementos Cosmos en Sarria (96).


Aire libre

Con motivo de este episodio, la Dirección Xeral de Saúde Pública ha recomendado este miércoles, a través de un comunicado, que no se practiquen actividades al aire libre.


En el comunicado, el Sergas ha advertido de que la presencia de esta calima puede resultar perjudicial para la salud y ha dado una serie de consejos como evitar el ejercicio intenso al aire libre, cerrar puertas y ventanas para evitar la entrada de polvo en los domicilios y usar mascarillas y gafas, sobre todo en el caso de población sensible, hasta que este episodio termine.


Según ha explicado el Servizo de Saúde, el tamaño de las partículas (PM), determina la peligrosidad del polvo para la salud. De estas partículas, las que pueden causar efectos nocivos en la población, son las de diez micras (PM10) o menores, que producen síntomas como irritación en los ojos, nariz, boca y garganta.


Las menores de 2,5 micras (PM2,5), además, tienen la capacidad de introducirse en los pulmones y en el torrente sanguíneo, lo que produce, sobre todo, una merma de la capacidad respiratoria, lo que puede agravar patologías crónicas, como el asma o la EPOC.


Las personas que tienen estas enfermedades, junto con ancianos, niños y embarazadas, constituyen a población que puede verse más afectada por la mala calidad del aire.


Sanidade ha señalado que, según el Índice de Calidad del Aire (ICA), se establecen diferentes categorías de calidad del aire: buena, favorable, regular, mala, muy mala y pésima. A partir de una calidad de aire regular puede existir un riesgo moderado para los grupos más susceptibles.


Desde el pasado martes se mantiene activo un protocolo de actuación ante estos incidentes atmosféricos en el que varios departamentos de la Xunta de Galicia están en permanente coordinación. La situación actual y la localización dentro de la geografía gallega del nivel y tamaño de estas partículas, así como la predicción de la posible llegada en los próximos días se puede consultar en la página web de Meteogalicia

El polvo del Sáhara afecta a la calidad del aire en Galicia, pésima en varias zonas de Ourense

Te puede interesar