domingo 25/10/20

Muxía espera que el Parador prometido en el año 2003 sea hoy una realidad

23

  redacción > carballo

  Si no hay novedad de última hora, tal y como estaba previsto el Consejo de Ministros de hoy aprobará la construcción del prometido Parador de Turismo de Muxía.
A principios de mayo el Gobierno autorizó una inversión de 25 millones de euros para la edificación del Parador.

23

  redacción > carballo

  Si no hay novedad de última hora, tal y como estaba previsto el Consejo de Ministros de hoy aprobará la construcción del prometido Parador de Turismo de Muxía.
A principios de mayo el Gobierno autorizó una inversión de 25 millones de euros para la edificación del Parador.
El equipamiento hotelero irá emplazado en Punta Lourido y atendiendo a los compromisos adquiridos en su momento, las obras deberían empezar en el transcurso de este año para quedar listas en 2014, dado que el plazo previsto de ejecución es de tres años.
En enero de 2003 el entonces presidente el Ejecutivo, José María Aznar, anunciaba en el consejo realizado en A Coruña la construcción de un parador de turismo integrado en el plan Galicia para reactivar económicamente la Costa da Morte tras la catástrofe del “Prestige”.
En 2004, el entonces ministro de Economía, Rodrigo Rato, anunciaba que el Gobierno destinaría 24 millones a la construcción del Parador, que contaría con 120 habitaciones, ahora son 80.
Tras llegar a La Moncloa, José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió a continuar con el parador. En noviembre de 2007, en un Consello da Xunta celebrado en Muxía, el entonces presidente Emilio Pérez Touriño aseguró que “las obras se estaban acelerando”.
Con la entrada del PPdeG en la Xunta en 2009 también se anunció del apoyo al Parador, aunque hubo que redactar un nuevo proyecto y concurso, que dejaba anulado el convocado por el bipartito, que no convencía a Turespaña.
La forma en la que se había convocado el concurso internacional de ideas, a través de un procedimiento negociado sin publicidad y que no salió en el BOE ni en el Diario Oficial de la UE, también había disgustado a Turespaña
La superficie total construida del nuevo complejo será de 13.223,33 metros cuadrados, de los que 11.895,99 serán de superficie útil. Según se anunció en el momento de presentar el proyecto diseñado por Alfonso Penela, la arquitectura proyectada será muy respetuosa con el entorno, al punto de que, tal y como explicó el propio arquitecto, será la naturaleza de la zona la que defina los espacios de la construcción.
A la hora del diseño también se tuvo en cuenta la geomorfología de la zona y la búsqueda del equilibrio entre la naturaleza del paisaje y la humana.
Fuera de la polémica de los aplazamientos y demoras y tras el apoyo dado en mayo a la obra por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, en una visita a Muxía, los colectivos empresariales y asociativos no verían con buenos ojos otros aplazamientos.
Así desde la Plataforma pola Defensa da Costa da Morte se había manifestado que su principal preocupación es que las próximas elecciones generales previstas para el 20 de noviembre retrasen aún más o pongan en peligro la ejecución del recinto.
Esta preocupación, tras conocerse el adelanto electoral, queda aumentada ante una eventual marcha atrás del Gobierno debida a que Francia y Alemania hayan propuesto la suspensión de los fondos estructurales a los países de la eurozona que no se ajusten a las recomendaciones para reducir los déficits excesivos, entre los que se encuentra España, si bien el ministro de Fomento, José Blanco, no considere que “exista una alusión a España”.
Xan García, miembro de la entidad defensora de la Costa da Morte, advirtió: “No vamos a tolerar que la Costa da Morte se quede sin Parador”.
Los representantes de Neria y Fecom manifestaron en su día su malestar por la “ineptitud, inoperancia y dejadez de las autoridades competentes” por la demora de las instalaciones turísticas proyectadas en Muxía.
La empresa pública Tragsa comunicó que entre sus planes de trabajo en Galicia figura la de iniciar la construcción de Parador turístico de Muxía, una obra que proyectan empezar en septiembre. Este modelo fue el escogido con la finalidad de agilizar los trámites y dar celeridad a la construcción de la obra.
De hecho está previsto que Sebastián sea el encargo de poner la primera piedra en septiembre, coincidiendo con las celebraciones de la Virxe da Barcas. Sin embargo, el alcalde de Muxía, Félix Porto, espera que sea  algo más real que un acto simbólico.


 

Comentarios