miércoles 2/12/20

Expresidente de Pescanova y su hijo declaran mañana en la Audiencia Nacional

El expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa Faro, y su hijo Pablo Javier Fernández Andrade declararán este martes como imputados ante el juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional por presuntos delitos de falseamiento de información económico-financiera, y en cuentas anuales, entre otros.

sede de la multinacional gallega pescanova, ubicada en chapela en el municipio de redondela archivo ec
sede de la multinacional gallega pescanova, ubicada en chapela en el municipio de redondela archivo ec

El expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa Faro, y su hijo Pablo Javier Fernández Andrade declararán este martes como imputados ante el juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional por presuntos delitos de falseamiento de información económico-financiera, y en cuentas anuales, entre otros.
Al expresidente de Pescanova se le imputan, además, los presuntos delitos de uso de información relevante, de estafa, un delito continuado de falsedad en documento mercantil y otro societario.
Sousa declarará sobre la venta de 1.688.518 acciones, a través de la Sociedad Anónima de Desarrollo y Control (Sodesco) a un precio medio de 16,16 euros, con lo que obtuvo un ingreso superior a los 27,45 millones de euros al tiempo que evitaba una pérdida patrimonial de 15,6 millones, según las estimaciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Sousa deberá también ofrecer su versión sobre las ventas de acciones posteriores a través de las sociedades Inverpesca y Sociedad Gallega de Importación de Carbones de 560.678 y 24.400 títulos respectivamente, lo que le evitó otras pérdidas patrimoniales cuyo importe no ha estimado la CNMV.
También declarará como imputado su hijo Pablo Javier Fernández Andrade, exmiembro del consejo de administración de Pescanova, como representante de Inverpesca, a quien se le imputan presuntos delitos de falseamiento de información económica-financiera, de falseamiento de cuentas anuales, estafa y un presunto delito continuado de falsedad en documento mercantil.
El miércoles prestará declaración como imputado el consejero y accionista Alfonso Paz Andrade por presuntos delitos de falseamiento de información económico-financiera, falseamiento de cuentas anuales, uso de información relevante, estafa, y un delito continuado de falsedad en documento mercantil.
Andrade vendió, a través de Nova Ardara Equities, 344.972 acciones a un precio medio de 16,86 euros, lo que supuso el ingreso de más de 5,81 millones de euros y evitar una pérdida de 3,4 millones, según las estimaciones de la CNMV.
Realizó posteriormente otras enajenaciones de 420 acciones, a través de Iber-Comercio e Industria, a un precio medio de 16,53 euros por título, y evitó un pérdida de 3.991 euros.
El mismo día también prestará declaración como imputado José Antonio Pérez Nievas, quien vendió 110.000 acciones a un precio medio de 17,02 euros, lo que le supuso unos ingresos superiores a los 1,87 millones y evitó una pérdida de más de 1,39 millones, según las estimaciones de la CNMV.
Tanto las ventas de acciones de Sousa como las de Paz Andrade y Pérez Nievas, se realizaron días antes de que la compañía Pescanova anunciara públicamente a la CNMV mediante un hecho relevante que no podría formular las cuentas de 2012, informara de que había un desfase patrimonial y se declarase en preconcurso de acreedores.
El jueves prestarán declaración como imputados el hermano del expresidente de Pescanova, Fernando Fernández de Sousa; el responsable de auditoría interna y de relaciones con los inversores, Joaquín Viña; el director financiero, Antonio Taboas; y el director de administración, Alfredo López Uroz.

Comentarios