miércoles 13.11.2019

Detienen a 30 personas, una de ellas en Teo, de una red nacional de compraventa de armas de fuego

La Guardia Civil, en el marco de la operación “Vulpes III”, desarrollada en varias provincias españolas, procedió a la detención de 30 personas, una de ellas en Galicia

La Guardia Civil intervino 124 armas y 14.100 cartuchos metálicos
La Guardia Civil intervino 124 armas y 14.100 cartuchos metálicos

La Guardia Civil, en el marco de la operación “Vulpes III”, desarrollada en varias provincias españolas, procedió a la detención de 30 personas, una de ellas en Galicia –en concreto, en la localidad coruñesa de Teo– pertenecientes a una organización criminal dedicada a la adquisición y venta de armas de fuego, a los que se les imputan los supuestos delitos de tenencia ilícita de armas, depósito de armas, munición y explosivos.
El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, manifestó que la persona detenida en Galiciafue puesta en libertad, pero está “pendiente de investigación” para “comprobar” su implicación en la organización criminal dedicada a la adquisición y venta de armas de fuego, operaciones que en la comunidad gallega se produjeron en la provincia de Lugo.
Villanueva aseguró que el detenido en Galicia pasó “a disposición judicial y puesta en libertad posterior”. “En el registro no se le encontró nada, pero está pendiente de investigación para comprobar que esta persona había trabajado con este tipo de armas y las había colocado en algún mercado en nuestra comunidad”, explicó Villanueva.
En la operación se intervinieron 124 armas de fuego y más de 14.100 cartuchos metálicos, entre otros efectos. Esta fase de la operación concluye con la que se inició en abril del presente año, cuando la Guardia Civil intervino 23 pistolas y 450 cartuchos y se procedió a la detención de una persona en la provincia de Albacete, que se dedicaba a adquirir masivamente armas detonadoras en países del este de Europa.
Esta persona posteriormente manipulaba las armas para que pudieran efectuar fuego real y disparar munición con proyectil que el mismo fabricaba en un taller clandestino que tenía instalado en el garaje de su vivienda. Asimismo, las armas y la munición eran vendidas a través de internet. Fruto del análisis de la documentación intervenida durante la primera fase de la operación, los agentes lograron identificar a un gran número de personas que podrían estar adquiriendo de forma ilegal armas de fuego y munición.
Por tal motivo, la Guardia Civil procedió a realizar 31 entradas y registros que dieron como resultado la intervención de 124 armas de fuego, 14.100 cartuchos metálicos y seis kilogramos de pólvora, y la detención de 30 personas.
La Benemérita apuntó los métodos de ocultación de las armas que alguno de los detenidos tenía, como es el caso de uno de ellos en la provincia de Sevilla, al que le fueron intervenidas siete pistolas ocultas bajo el tejado de uralita de su vivienda, donde fue necesario desmontar parte del mismo. Asimismo, en otros de los registros efectuados en la provincia de Barcelona fue desmantelada una plantación interior de marihuana que ocupaba la totalidad de las habitaciones de la vivienda y en la que fueron incautadas 256 plantas. Igualmente, se intervinieron diversos elementos necesarios para el cultivo de la droga, tales como extractores, ventiladores, lámparas, y otros efectos.
Durante otro de los registros efectuados en la provincia de Vizcaya, la Guardia Civil desarticuló un taller clandestino dedicado a la manipulación de armas de fuego y a la fabricación ilegal de munición.

Comentarios