Alerta por calor hasta el martes en las provincias de Pontevedra y Ourense

Varios niños se refrescan en una fuente de un parque público, hace unos días, en Ourense/EFE/Brais Lorenzo

La Xunta de Galicia, a través de su Comité de Plan de Calor y en el marco del Plan de Actuaciones frente a los posibles efectos de las altas temperaturas sobre la salud, ha activado la situación de alerta por calor nivel 2 en las provincias de Pontevedra y Ourense; y de nivel 1 en el interior de la provincia de A Coruña y en la montaña de Lugo.

 

Más detalladamente, en nivel 2 permanecerá toda la provincia de Pontevedra durante dos días, con la previsión de que el episodio remita el martes. En Ourense la alerta se mantendrá durante tres días, esperando que remita la situación el miércoles.

 

En nivel 1 estarán la zona interior de A Coruña, durante dos días, con la previsión de que el episodio remita en la jornada del martes. Los ayuntamientos afectados son Ames, Aranga, Arzúa A Baña, Boimorto, Boqueixón, Brión, A Capela, Coirós, Curtis, Frades, Irixoa, Melide, Mesía, Monfero, Negreira, Ordes, Oroso, O Pino, As Pontes de García Rodríguez, Santa Comba, Santiago de Compostela, Santiso, Sobrado, As Somozas, Teo, Toques, Tordoia, Touro, Trazo, Val do Dubra, Vedra y Vilasantar.

 

La zona de la montaña de Lugo permanecerá tres días bajo el nivel de alerta 1, que se espera que remita el miércoles. Se estima que afecte a las localidades de Baleira, Baralla, Becerreá, Cervantes, Folgoso do Courel, A Fonsagrada, O Incio, Navia de Suarna, Negueira de Muñiz, As Nogais, Pedrafita do Cebreiro, Ribeira de Piquín, Samos y Triacastela.

 

Según explica MeteoGalicia, la presencia continuada de una masa de aire cálido sobre la Península, con origen en el norte del continente africano, junto al bloqueo que ejercen las altas presiones estacionarias que se extienden desde las Azores hasta el noroeste de Galicia, provocan un calentamiento del aire.

 

Una situación que trae temperaturas muy elevadas, especialmente en la mitad sur de la Comunidad. El martes comenzará a debilitarse la barrera anticiclónica, así que no se descarta la progresiva entrada de aire algo más húmedo que favorecerá la formación de nieblas en el litoral de Pontevedra, así como un leve descenso de las temperaturas en todas las áreas.

 

Ante esta situación, Sanidade recomienda beber más líquidos de lo habitual, evitar ingerir bebidas calientes, alcohólicas, café, té y otras muy azucaradas, usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada y con colores claros, sombreros, gafas de sol y cremas protectoras del sol.

 

En el exterior de los edificios se evitará, en la medida de lo posible, las actividades en las horas más calurosas, se reducirá la actividad física, y cuando se estacione el coche, no se deberá dejar en el interior ni a niños ni a personas mayores, tampoco a animales de compañía.

Alerta por calor hasta el martes en las provincias de Pontevedra y Ourense

Te puede interesar