Estilo Ideal

Tendencias de invierno en maquillaje: la importancia de elegir bien el momento

Karmele Marchante explica cómo maquillarse cuando llega el invierno

El invierno es una estación fría y difícil para maquillarse pero como nos dicen las clásicas y expertas en belleza nunca hay que descuidarse. Lo mejor es una buena organización por momentos. Y todas esas situaciones deben ser estudiadas para que resulten estelares.


Maquillaje para trabajar


A las mujeres nos cuesta mucho pensar en un maquillaje matutino porque siempre estamos con prisas y estresadas. Por eso hay que simplificar. Hay gestos y rituales de belleza que con diez minutos resplandecemos. Al salir de la ducha lo primero es aplicarse una buena crema hidratante. La de Guerlain es para mi la mejor porque tiene la particularidad de un ligero color, hay que comprarla en el número de tu cutis para que no parezcas una máscara. A continuación aplicamos unos toques de color en las mejillas. Para ojos, cejas y pestañas tenemos un multi producto, también de la misma firma. Un poco de rimmel en las pestañas superiores, peinar las cejas y dos sombras en tonos pastel para los ojos. Terminamos con el labial de Guerlain y ya estamos listas. Diez minutos clavados y....a la calle.


Maquillaje para esquiar


Es uno de los más delicados porque nuestra piel va a estar expuesta al sol, el peor de los amantes. Lo primero y más importante es una super crema hidratante aplicada en pequeños masajes para que nuestra cara quede bien impregnada. La mejor es La Abeille Royal, Crema Rica de Día. Esta crema, por favor, siempre siempre a mano. Con ellas vamos a practicar deporte, descansar en el “apres ski”, tomar algo en la terraza del hotel o en la tele silla. Objetivo: nunca descuidar esa tonicidad que nos aporta nutrientes. Tanto para ojos, labios o pestañas, productos de protección si es posible los números 100. Una buena visera nos salvará de los malignos rayos ultra violeta.


Maquillaje para noche


Mucho tino en los maquillajes para noche. Porque siempre necesitaremos colores que nos den luz. Pero, ¡cuidado! porque estoy hablando de noches digamos normales. Con la piel ultra limpia lo primero es una ampolla de vitaminas y ácido hialurónico. Alisa y borra síntomas de cansancio. A continuación extender por toda la cara y parte del cuello un maquillaje a tono con vuestro color de piel. Aquí me pongo seria. Nunca nada que nos haga parecer unas máscaras acartonadas. Con una buena manopla de polvos transparentes tapamos las imperfecciones que el maquillaje no haya cubierto. Una barra anti ojeras en las mismas con toques certeros y muy suaves para disolver el color. La noche nos brinda una paleta de tonalidades muy vivas en invierno para los ojos. Rimmel en las pestañas de arriba solo. Y un labial a tono con el colorete. En sintonía de rojos. Brillarás en esa cena sea de trabajo o de amor.


Maquillaje de fiesta


Para las fiestas se imponen las fantasías. A tono con la vestimenta , los zapatos y abalorios. Referente a maquillaje y polvos rigen las pautas que os he dado para las noches. Pero los ojos deben remarcarse no solo con una extensa gama sino también con eye linner en el color que más gustéis. Un resultón colorete-crema que os confiera brillo y resalte los pómulos. Rimmel a go-gó en pestañas al completo, arriba y abajo. Para labios carnosos y atractivos un rouge de Guerlain en la gama “perecedera”, lo cual os salvará de estar retocando todo el tiempo. No olvidéis nunca, pero menos en las fiestas, meter el pintalabios en el bolso. Un arma que siempre funciona. Hasta para escribir un teléfono en una servilleta y dejarla caer en plan glamour total.


Tendencias de invierno en maquillaje: la importancia de elegir bien el momento

Te puede interesar