Estilo Ideal

Ioga e Fitness: un gimnasio de barrio donde entrenar cuerpo y mente

Una de las salas del gimnasio ​IF Ioga e Fitness, ubicado en la Plaza de Lugo

Lograr tener hábitos saludables no siempre es sencillo. Se tiene que saber qué necesita tu cuerpo, elegir los ejercicios adecuados, tener en cuenta las repeticiones necesarias y, por supuesto, modular la intensidad de ejecución.


Conocedores de esta problemática, en el gimnasio IF Ioga e Fitness, localizado en el número 23 de la céntrica Plaza de Lugo, trabajan para mejorar la vida de las personas mediante el ejercicio físico, apostando por una propuesta cercana, fácil, saludable y equilibrada.


“En Ioga e Fitness el cliente encontrará a personas a las que nos gusta ayudar a personas, profesionales con experiencia que elegimos como modo de vida contribuir con nuestro conocimiento a mejorar la vida de las personas mediante el ejercicio”, explica Carlos, gerente y socio carballés del local.


Recepciou0301n IF


En este pequeño pero encantador gimnasio han elegido mezclar yoga y fitness “porque son las dos disciplinas que mejor sintetizan las necesidades que las personas tenemos: mente y cuerpo, fuerza y flexibilidad, activación y oxigenación”, destaca el propietario.


Desde Ioga e Fitness ofertan actividades dirigidas grupales -con cuota única y acceso ilimitado- como yoga, pilates, entrenamiento funcional o entrenamiento personal. Y es que, como bien apunta Carlos, “el cuerpo de cada persona tiene necesidades diferentes”.


En este gimnasio, la práctica más popular es el yoga, una actividad que conecta el cuerpo y la mente. “En nuestros ejercicios destaca el trabajo postural, el control de la respiración y la alineación del cuerpo”, comenta Carlos.


Sala Entrenamiento IF


Pero eso no quiere decir que otras propuestas, como el entrenamiento funcional, no tengan éxito, quizá porque la clientela -mayormente femenina- oscila desde los 45 a los 75 años. “El entrenamiento funcional se basa en realizar ejercicios que se adaptan a los movimientos cotidianos del cuerpo humano para trabajar de forma global músculos y articulaciones”, cuenta el carballés.


Sala Entrenamiento Personal IF


Pero por si algo destaca Ioga e Fitness es por ser un espacio cercano, de barrio, “que pretende prestar servicio a los vecinos”, resalta Carlos. Así, no extraña que la mejor estrategia de marketing desarrollada por este local haya sido “el boca a boca”. “En este gimnasio no se viene a competir con nadie, se trabaja para uno mismo, lo importante es desconectar”, finaliza el propietario.


Un gimnasio sostenible


En Ioga e Fitness saben que el desarrollo de su actividad profesional tiene un impacto medioambiental. Por eso, anualmente, al final de cada año, calculan los niveles de C02 que han generado y lo compensan plantando árboles que sean capaces de absorber, cómo mínimo, esa cantidad.



Ioga e Fitness: un gimnasio de barrio donde entrenar cuerpo y mente

Te puede interesar