miércoles 16.10.2019

Nacionalistas y Podemos se rebelan contra las detenciones en Cataluña

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, justificó ayer en la aplicación de la ley y el Estado de derecho las detenciones en Cataluña por el referéndum del 1-O y contra las que se rebelaron en el Congreso los diputados nacionalistas y de Unidos Podemos.

Rufián aplaude justo antes de abandonar el hemiciclo | emilio naranjo (efe)
Rufián aplaude justo antes de abandonar el hemiciclo | emilio naranjo (efe)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, justificó ayer en la aplicación de la ley y el Estado de derecho las detenciones en Cataluña por el referéndum del 1-O y contra las que se rebelaron en el Congreso los diputados nacionalistas y de Unidos Podemos.
La sesión de control al Ejecutivo en el pleno de la Cámara baja estuvo condicionada por esas detenciones realizadas por la Guardia Civil. La primera referencia a ellas fue la del portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, quien aprovechó su pregunta a Rajoy para lanzarle duros reproches.
“Le pido y le exijo que saque sus sucias manos de las instituciones catalanas”, demandó entre muestras de rechazo a sus palabras por parte de los diputados del PP.  Tras considerar que lo que existe ya en Cataluña es “una lucha por los derechos civiles”, anunció que los diputados de ERC iban a abandonar el pleno para ir a apoyar a sus “amigos”.
Sí se quedaron, algunos de ellos ya en pie, para escuchar la respuesta de Rajoy, quien apeló al Estado de Derecho y explicó que la operación de la Guardia Civil se ha realizado por decisión judicial: “Cualquier demócrata, no sé si usted lo es ni voy a entrar en el análisis, tiene la obligación de (respetar) lo que diga uno de los tres poderes del Estado”.
Tras la intervención de Rajoy fue cuando los diputados de ERC abandonaron el pleno, y ya en los pasillos y en declaraciones a los periodistas, el presidente del Gobierno insistió en que, ante la actitud de los independentistas, “lógicamente el Estado tiene que reaccionar”. “Estaban avisados, sabían que el referéndum no se podía celebrar porque es liquidar la soberanía nacional y el derecho que tienen todos los españoles a decidir lo que quieren que sea su país”, subrayó.
Si los diputados de ERC abadonaron el pleno del Congreso, los del PDeCAT secundaron ese gesto y, según su portavoz, Carles Campuzano, se están planteando su continuidad en la Cámara tras el “atropello” que considera que suponen las detenciones. Los parlamentarios de ese partido no aclararon si esa retirada podría ser definitiva o temporal y garantizaron que cumplirán con sus obligaciones parlamentarias.
Rajoy también escuchó reproches en relación con su estrategia para Cataluña por parte del portavoz del PNV, Aitor Esteban, quien consideró que las detenciones “no son el mejor camino”. En la pregunta que le formuló, le advirtió de que no puede “escudarse detrás de los jueces o los fiscales” porque la situación en Cataluña no se arreglará con amenazas o con la fuerza y le trasladó que se podían haber consensuado condiciones para un referéndum.

Respuesta de Iglesias
Al rechazo nacionalista a las detenciones se sumó el grupo de Unidos Podemos encabezado por su líder, Pablo Iglesias, que calificó de “vergüenza” que en España vaya a haber “presos políticos”. Y el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domenech, anunció que su partido participará en movilizaciones contra el “ataque” del Gobierno.
Las detenciones, además, fueron justificadas igualmente por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y por el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. Rivera recalcó que los únicos responsables de las detenciones son quienes presumen de que se van a saltar las leyes y luego se enfadan de las consecuencias de sus acciones, y señaló que pueden pararse si el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su vicepresidente, Oriol Junqueras, “se bajan del carro” y retoman la democracia y el Estatut. l

Comentarios