La Xunta aprueba su mayor techo de gasto y avisa que el futuro no es tan optimista

El Gobierno gallego ha dado el visto bueno este lunes a un techo de gasto para 2023 de 12.599 millones de euros, un 8,2 % más que el de este año, "el más elevado" de la historia, ha anunciado el presidente gallego, Alfonso Rueda, si bien tanto él como el conselleiro de Hacienda, Miguel Corgos, han apelado a la "cautela" para administrar estos fondos.
 
"Este margen extraordinario -que daría a Galicia la capacidad de gastar 958 millones de euros más que el año anterior en caso de agotarlo- se debe administrar con cautela porque el futuro no es tan optimista como muestran estos presupuestos, será mucho más moderado", ha advertido Corgos en conferencia de prensa.
 
En cualquier caso, tanto el presidente como el conselleiro han destacado que Galicia aspira a seguir siendo "líder en prudencia financiera" y que por eso, pese a algunas perspectivas "esperanzadoras", como las "buenas cifras de empleo" de los últimos meses, que la Xunta aspira a consolidar, todavía hay "muchas incertidumbres e incógnitas" por lo que hay que actuar con "cautela".
 
Tanto es así que el Gobierno gallego ha rebajado casi 2,5 puntos su previsión de crecimiento para este 2022, que calcula que termine con un 3,6 % frente al 6 % previsto en la aprobación en las cuentas para 2022, en diciembre de 2021, antes de la invasión rusa.
 
Para el próximo año, la previsión de la Xunta es que la economía siga creciendo, aunque se ralentice, con un aumento del PIB del 2,7 %.
 
En cuanto a la tasa de paro, Galicia prevé acabar 2022 con un 10,6 % de desempleo; mientras que el próximo año confía en seguir "creando empleo" y en rebajar la tasa al 9,8 %, por debajo del 10 %.
 
Corgos también ha llamado la atención sobre el déficit público permitido para el próximo año, del 0,3 %, lo que implica que la Xunta contará la mitad de estos recursos frente a este año.
 
El presidente gallego ha incidido, además, en que según el Instituto Galego de Estatística (IGE) la comunidad alcanzará el PIB anterior a la pandemia en el primer trimestre del próximo año, "antes que la media del conjunto del país".
 
El conselleiro de Hacienda ha destacado que debido a la cautela con la que la Xunta trata los recursos públicos aún no puede anunciar si los próximos presupuestos, que presentará en tiempo y forma el 20 de octubre, agotarán el techo de gasto ni si contendrán nuevas rebajas tributarias.
 
Sí se puede confirmar, ha dicho, que las cuentas del próximo año consolidarán las rebajas de años anteriores así como las anunciadas por el presidente de la Xunta durante su debate de investidura, el pasado mes de mayo.
 
Rueda ha apelado en su intervención a la "inflación sin precedentes" en España y también en Galicia, en donde también hay "muchas incógnitas" en el mercado energético y se seguirá notando el impacto de la situación bélica en Europa.
 
Por este motivo, ha dicho, el deber de la Xunta y de cualquier administración responsable es "planificar y prever" para intentar que los presupuestos sean útiles y una "fuente de certidumbre" en la medida de lo posible.
 
Según ha incidido Corgos, la prudencia y la cautela vienen determinadas también porque el aumento de recursos para este año -y probablemente el próximo- "no se va a consolidar", por lo que si se agota todo el margen y se emplean estas partidas para consolidar inversiones "en el futuro igual podemos meternos en problemas", ha advertido.
 
El techo de gasto, documento básico para la elaboración de los presupuestos, será ahora remitido al Parlamento, donde el próximo miércoles se debatirá y aprobará, dada la mayoría absoluta del PPdeG.

La Xunta aprueba su mayor techo de gasto y avisa que el futuro no es tan optimista

Te puede interesar