martes 07.07.2020

El juez amplía la imputación a De Sousa por obstaculizar la labor de la CNMV

El Juzgado Central de Instrucción número 5 de Madrid de la Audiencia Nacional ha ampliado la imputación del expresidente de Pescanova Manuel Fernández de Sousa Faro por presunto delito

la deuda de pescanova asciende a 3.281 millones	archivo ec
la deuda de pescanova asciende a 3.281 millones archivo ec

El Juzgado Central de Instrucción número 5 de Madrid de la Audiencia Nacional ha ampliado la imputación del expresidente de Pescanova Manuel Fernández de Sousa Faro por presunto delito de negativa o resistencia a la actuación supervisora o inspectora, en este caso de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, (CNMV).
Según figura en el auto al que ha tenido acceso Efe, la CNMV remitió a la Fiscalía el expediente sancionador incoado por el comité ejecutivo de la entidad el 16 de mayo de 2013 contra el expresidente de Pescanova y otros responsables de la compañía.
El expediente se abrió por la presunta comisión de una infracción muy grave prevista en la Ley del Mercado de Valores por “negativa o resistencia a la actuación supervisora o inspectora de la CNMV”.
Según la Fiscalía, los hechos objeto del expediente administrativo podrían ser constitutivos de un delito del artículo 294 del Código Penal, si bien solo respecto a De Sousa Faro.
El expresidente de Pescanova está imputado por presuntos delitos de falseamiento de información económico-financiera, falseamiento de cuentas anuales y uso de información relevante.
En estos momentos hay ocho querellas admitidas en la Audiencia Nacional en el caso Pescanova, tres adhesiones a estas querellas y tres denuncias, que en conjunto alegan un perjuicio superior a los 93,64 millones de euros.
Pescanova se encuentra en concurso de acreedores bajo la administración concursal de Deloitte, con una deuda financiera neta de 3.281 millones con más de cien bancos acreedores, y su agujero patrimonial es de 927 millones.
El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha impuesto una fianza civil de 1.200 millones de euros a diez directivos y seis sociedades de Pescanova, entre ellos su expresidente Manuel Fernández de Sousa Faro, quien tendrá que pagar 178.856.577 euros.
Sin embargo, De Sousa deberá abonar en total un fianza superior a 350 millones de euros, ya que a los 178,85 millones que se le imponen personalmente hay que sumar las fianzas de 69,41 millones fijadas a las tres sociedades que controla (dos al 100% y una al 62,31%).
Son los casos de las tres sociedades a través de las que Sousa controlaba las acciones que poseía en la empresa gallega pesquera y que en la actualidad ascienden al 7,4% del capital tras las distintas ventas realizadas, que son motivo de investigación en la Audiencia Nacional por presunto uso de información relevante.
Se trata de Inverpesca y de Sociedad Gallega de Importación de Carbones, de las que Sousa controla el 100% del capital, y de Sociedad Anónima de Desarrollo y Control, de la que posee el 62,31% del capital.
Las fianzas impuestas están destinadas a cubrir futuras responsabilidades civiles en caso de condena penal, teniendo en cuenta el número de querellas y denuncias presentadas.
El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz concede diez días para abonarlas.

Comentarios