miércoles 21/10/20

La factura de la luz se ha abaratado un 15 por ciento en lo que va de 2016

La factura de la luz para los consumidores domésticos ha descendido en lo que va de año un 15% con respecto al mismo período de 2015, lo que supone un ahorro de unos 90 euros para una familia media en los ocho primeros meses del año, según informó el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Industria prevé que el precio vaya bajando de forma progresiva              aec
Industria prevé que el precio vaya bajando de forma progresiva aec

La factura de la luz para los consumidores domésticos ha descendido en lo que va de año un 15% con respecto al mismo período de 2015, lo que supone un ahorro de unos 90 euros para una familia media en los ocho primeros meses del año, según informó el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.
Según estimaciones del Ministerio, la factura anual de una familia media (acogida a PVPC con 4,4 kilovatios de potencia contratada y consumo de 3.900 kilovatios por hora al año) en 2016 será unos 124 euros menor de lo que pagaba en el año 2012, lo que supone una bajada del 14,2% en el recibo.
Por el contrario, entre los años 2004-2012 la factura anual se encareció en 328 euros, lo que supuso una subida del 67 por ciento en el recibo de la luz, indicó Industria.
El Ministerio destacó que en 2016 la factura media anual se sitúa en niveles de 2010-2011 y señaló que a futuro se prevé que “vaya descendiendo progresivamente, a medida que se vaya amortizando la deuda generada en el pasado y una vez eliminado definitivamente el problema del déficit de tarifa”.
El Ministerio de Industria resaltó que la reforma eléctrica llevada a cabo por el Gobierno en 2012 y 2013, además de frenar la escalada desorbitada de los precios y hacer que estos comiencen a descender, ha favorecido al consumidor doméstico, en especial a las familias”.
De este modo, recordó que, según la Encuesta de Presupuestos Familiares publicada por el Instituto Nacional de Estadística, el peso de la electricidad sobre el gasto total de los hogares se ha ido reduciendo en los cuatro últimos años.

descenso
De esta manera, en 2012, la luz supuso de media el 2,8% del gasto total de los hogares y en 2015 su peso bajó al 2,6 por ciento. Este descenso del peso del recibo eléctrico en el total del gasto de los hogares de los últimos cuatro años “contrasta con la fuerte subida que experimentó en los años anteriores (pasando del 1,5% en 2006 al 2,7% en 2011)”, añadió Industria.
Por otro lado, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que las compañías eléctricas deben seguir asumiendo el coste del bono social, ya que “hay motivos sobrados para ello”. Afirmó que el modelo de liberalización del sector energético en España ha permitido que los grandes grupos energéticos conserven las cuotas de mercado que los operadores tenían antes de las liberalización, dejando a los nuevos operadores con escasos incentivos para dinamizar la competencia.
Además, la asociación también señaló que las buenas noticias sobre la tasa de switching en España y su buen funcionamiento, que se trasladan a Europa, “están infladas por el importante traspaso de clientes que se está haciendo de las comercializadoras de referencia a sus filiales en el mercado libre”, en muchos casos sin conocimiento del consumidor, “que a lo sumo considera que está aceptando una oferta o incluso evitando un coste adicional, pero no realizando un cambio de compañía”.
Así, considera estas acciones “estrategias de maquillaje” que no reflejan la realidad del mercado eléctrico español, donde sigue existiendo “una importante concentración, y por desgracia los consumidores se encuentran en situaciones de indefensión sin demasiadas opciones”.
De este modo, la asociación cree que el debate debe estar en cambiar el actual bono social para que realmente responda al objetivo de proteger a las hogares más desfavorecidos “de forma ágil y sencilla”.

Comentarios