La Comisión Europea desaconseja a los Veintisiete que bajen el IVA del gas y de la electricidad

Paolo Genitloni llega a la reunión de ministros de Finanzas | aec

La Comisión Europea desaconsejó a los países de la UE que rebajen el IVA al gas y a la electricidad para amortiguar la escalada de los precios por entender que se trata de una medida poco efectiva e incoherente con los objetivos climáticos del bloque.


En una carta dirigida a los ministros de Economía y Finanzas de los Veintisiete, el comisario Paolo Gentiloni reconoce que, tras la entrada en vigor el 6 de abril de las nuevas normas sobre el IVA, los Estados miembro pueden decidir a qué productos aplican tipos reducidos, pero duda de que sea la opción más adecuada para hacer frente al alza de la electricidad y les anima a apostar por ayudas directas a hogares y empresas e impuestos a los beneficios caídos del cielo.


La misiva del titular de Economía del Ejecutivo comunitario llega en plena disputa entre el Gobierno y el nuevo líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, quien reclama desde hace semanas a Pedro Sánchez que reduzca el IVA de gas y electricidad al 4%.


En la actualidad, el IVA sobre gas y electricidad se encuentra en el 10%, tras la decisión tomada por el Ejecutivo en junio que fue prorrogada en varias ocasiones, la última en marzo hasta el 30 de junio de este año.


En este contexto, el italiano escribe que reducir los impuestos sobre la energía es algo “fácil de aplicar”, y esa es “probablemente” la razón que explique que la medida haya sido adoptada en la primeras semanas y meses de la crisis, pero añade que “el beneficio para empresas y consumidores es incierto” si los precios elevados son “persistentes”.


Un mal historial

“Las reducciones de los tipos del IVA, en particular, tienen un mal historial en su traducción a menores precios porque los recortes fiscales pueden ser compensados por mayores tarifas de los proveedores de energía”, explica Gentiloni, quien añade que en esos casos los hogares pueden encontrarse en una situación en la que no se beneficien de la disminución de impuestos y sigan “sufriendo” el incremento de los precios”.


Por último, desde el punto de vista de la “equidad” y la igualdad social, Gentiloni señala que “bajar la fiscalidad indirecta no es necesariamente la solución más efectiva” para garantizar que los productos energéticos sean asequibles para la población y el tejido empresarial.


En cambio, apunta que recaudar más ingresos procedentes de impuestos energéticos sobre los “beneficios inusuales” de las compañías energéticas “puede ayudar a financiar ayudas”.


Por otra parte, la vicepresidenta de la Comisión Europea responsable del área de Competencia, Margethe Vestager, recibirá hoy a la vicepresidenta tercera del Gobierno español y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y al titular portugués de Acción Climática, Duarte Cordeiro, para negociar la llamada “excepción ibérica”, tal y como aprobó el Consejo Europeo a finales de marzo, que permitiría a España y Portugal limitar temporalmente el impacto del gas en la formación de precios del mercado. 

La Comisión Europea desaconseja a los Veintisiete que bajen el IVA del gas y de la electricidad

Te puede interesar