lunes 21.10.2019

Bruselas obliga a Apple a devolver 13.000 millones de euros por ayudas fiscales ilegales en Irlanda

La Comisión Europea reclamó ayer a la multinacional estadounidense Apple que devuelva 13.000 millones de euros por ventajas fiscales recibidas en Irlanda, al determinar tras una investigación en profundidad iniciada en 2014 que constituyeron ayudas públicas ilegales.

Apple anunció que apelará la decisión de Bruselas 	reuters
Apple anunció que apelará la decisión de Bruselas reuters

La Comisión Europea reclamó ayer a la multinacional estadounidense Apple que devuelva 13.000 millones de euros por ventajas fiscales recibidas en Irlanda, al determinar tras una investigación en profundidad iniciada en 2014 que constituyeron ayudas públicas ilegales.
El Ejecutivo comunitario concluyó que Irlanda concedió ventajas fiscales ilegales a la multinacional de Tim Cook que le permitieron pagar “sustancialmente menos” impuestos que otras empresas, un trato “selectivo”, según Bruselas, que otorgó una “ventaja significativa” a la compañía de la manzana.
Por ese motivo, Bruselas exigió a Irlanda que recupere un total de 13.000 millones de euros más intereses, que corresponden al período comprendido entre 2003 y 2014. Aunque estas ventajas fiscales comenzaron en 1991, la CE puede ordenar la recuperación de ayudas ilegales durante un período de diez años anterior a la primera solicitud de información, que en el caso de Apple fue en 2013
La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, afirmó que esta decisión “manda un claro mensaje” y recuerda a los Estados miembros que “no pueden conceder beneficios fiscales injustos a empresas seleccionadas”, sin importar “si son europeas o extranjeras, grandes o pequeñas, o pertenecen a un grupo o no”. Además, defendió que las normas comunitarias sobre ayudas de Estados “garantizan que las compañías puedan competir en condiciones de igualdad” y “protegen a los contribuyentes europeos”.
En cualquier caso, Vestager explicó que corresponde ahora a las autoridades irlandesas determinar la cifra exacta que deben recuperar y los métodos de pago, así como “garantizar que la compañía paga los debidos impuestos en línea con la ley irlandesa y las normas europeas de ayudas de Estado.
Por su parte, Apple anunció su intención de apelar la decisión de la Comisión Europea, y advirtió de que más allá de la propia compañía, el efecto “más profundo y perjudicial” se notará en las inversiones y la creación de empleo en Europa. El consejero delegado de Apple, Tim Cook, subrayó que la multinacional “cumple con la ley y paga todos los impuestos que debe, en Irlanda y en todos los países en los que opera”, recordando que desde su desembarco en Europa hace 36 años con la apertura de una sede en dicho país ha recibido el asesoramiento de las autoridades tributarias irlandesas para cumplir de forma correcta con su normativa fiscal, igual que cualquier otra empresa con presencia en el país.
Mientras, el ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, expresó su “profundo desacuerdo” con la decisión de la Comisión. “Nuestro sistema de impuestos se fundamenta en una estricta aplicación de la ley, tal como fue promulgada por el Parlamento, sin excepción”, dijo.

Comentarios