domingo 20.10.2019

Quique llega para revertir sus números del Osasuna

Quique González, último delantero incorporado por el Deportivo, con el que queda completado el ataque blanquiazul, se mostró ayer ilusionado con su fichaje por el conjunto coruñés, donde espera mejorar sus números del pasado curso en el Osasuna, con el que tan solo marcó cuatro goles en Segunda División, después de los 31 que anotó en las dos campañas anteriores con el Almería.

El atacante vallisoletano, durante el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva de Abegondo  | pedro puig
El atacante vallisoletano, durante el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva de Abegondo | pedro puig

Quique González, último delantero incorporado por el Deportivo, con el que queda completado el ataque blanquiazul, se mostró ayer ilusionado con su fichaje por el conjunto coruñés, donde espera mejorar sus números del pasado curso en el Osasuna, con el que tan solo marcó cuatro goles en Segunda División, después de los 31 que anotó en las dos campañas anteriores con el Almería.
“El fútbol no son matemáticas, las cosas no siempre salen como uno quiere, pero yo trabajaré igual siempre, salgan mejor o no las cosas, es lo  que me ha llevado hasta aquí. El año  pasado, a nivel colectivo no se consiguió el objetivo y a nivel de goles no llegué a la cifra que esperaba, pero he jugado 42 partidos y algo habré hecho bien para disputarlos. Ahora estoy aquí y vamos a revertir el número de estadísticas con una mejor cuantía. Con trabajo, ilusión y ambición todo  llega y lo quiero demostrar aquí, como lo he hecho otros años”, manifestó el futbolista vallisoletano en su presentación como nuevo jugador de la escuadra herculina.
El ariete de 28 años confesó la ilusión que le hace fichar por el equipo blanquiazul, del que destacó su peso dentro del “fútbol español”, pese a que la temporada 2018-2019 militará en Segunda División.
“Ilusión, mucha. Todos sabemos lo que es el Depor en el fútbol español. De pequeño tienes grandes recuerdos de lo que es el Depor y que te llame este club es algo muy bonito”, subrayó el atacante castellano y leonés, quien resaltó su capacidad de sacrificio y aseguró que piensa aportar “sobre todo mucho trabajo, que es innegociable”.
“Vengo a demostrar mi fútbol, que es lo que me ha hecho llegar hsta aquí y en cada entrenamiento y en cada partido quiero mejorar como futbolista e integrarme lo antes posible con  el grupo y los compañeros y asimilar las ideas que nos transmite el míster”, apuntó. 
Quique González insistió en la grandeza de la entidad deportivista y destacó “todos los medios” que tienen los futbolistas a su disposición en A Coruña “para crecer”. 
“Una vez que llegas aquí, te das cuenta de lo buen club que es y tienes todos los medios para crecer y hay que aprovecharlo. Ahora en pretemporada hay que ponerse las pilas físicamente, que es lo que te hace estar bien y con mucho trabajo, mucha calma, que esto es muy largo y la Segunda es muy difícil”, avisó.
El delantero pucelano es el único futbolista por el que el club coruñés ha pagado un traspaso este verano. El fichaje del exosasunista alcanza los 1,7 millones de euros. Esta circunstancia, sin embargo, no hace sentir presión a Quique, quien, todo lo contrario, asume su llegada al conjunto blanquiazul como una oportunidad que no puede desaprovechar.

“Un reto importante”
“Es un reto muy importante. Quiero agradecer a Carmelo la insistencia para que esté aquí hoy, al míster, al presidente, tengo muchas ganas de devolver esa confianza. Presión ninguna, cuando llegan las cosas, hay que aprovecharlas”, argumentó.
Aunque principalmente es un ‘9’, el vallisoletano también puede actuar como extremo y se ofreció a jugar en la posición que considere Natxo González sin poner excusas.
“Soy delantero, el que me conoce lo sabe, pero en muchas temporadas he tenido momentos, por mi polivalencia, para jugar en las dos bandas. Como delantero de referencia, me siento a gusto y cualquier futbolista tiene que adaptarse donde el míster diga y no poner excusas porque siempre digo que las excusas son de perdedores”, se describió.
Sobre lo que el entrenador blanquiazul espera de él como futbolista, el ariete respondió: “Poco a poco ir conociendo las ideas del míster, los automatismos, porque es un sistema que nos puede dar muchas posibilidades, ir conociendo y con tranquilidad”.
El pucelano tampoco teme la competencia en el ataque con Christian Santos y Borja Valle: “La competencia sana siempre es importante. En todos los equipos siempre hay competencia y ahí es donde hay que currarse el pan, y cuanto mejor estemos los de arriba, mejor para el Depor, como los de cualquier línea. Al final todo suma y cuanto  mejor estemos todos, mejor, y más en Segunda Divisón, que es muy larga”.
Quique destacó el elevado nivel de la categoría de plata, donde 18 de los 22 equipos que la componen esta temporada han militado alguna vez en Primera División.
“Como cada temporada que avance la Segunda sea más competida, no sé qué va a pasar. Hay equipos que históricamente son de lo mejor del fútbol español. Ahora el Depor está en Segunda, con muchas ganas, haciendo las cosas bien y partido a partido”, indicó.
Por último, avisó sobre el peligro de creerse principales favoritos al ascenso. 
“A día de hoy estamos en pretemporada, así que hay que ponerse a tope, asimilar los conceptos tácticos de la mejor manera posible, hacer un grupo humano, porque la Segunda es muy larga, de mucha insistencia. Van a llegar momentos buenos y no tan buenos y ahí es cuando el grupo humano sale a relucir. Yo vengo de equipos que estaban hechos para ascender y si no lo das todo, te estrellas”, sentenció el atacante, quien consideró clave la “humildad” para regresar a Primera División. l

Comentarios