lunes 09.12.2019

Las grandes dificultades para fichar en enero

El propio mercado, la falta de recursos y la situación del equipo
Matías Nahuel fue el fichaje invernal de la temporada pasada con más minutos en la segunda vuelta  | pedro puig
Matías Nahuel fue el fichaje invernal de la temporada pasada con más minutos en la segunda vuelta | pedro puig

El mercado invernal suele presentar, por sus propias características, dificultades para que los clubes encuentren perfiles idóneos para reforzarse y, en el caso del Deportivo, a esas condiciones intrínsecas a la ventana de enero se le unen otras complicaciones del club blanquiazul.

Fichar a mitad de temporada suele ser síntoma de que las cosas no van bien y eso es lo que le pasa al conjunto coruñés este curso, pero pocas veces le ha salido bien a la entidad deportivista acudir al mercado de invierno (lejos quedan casos como los de Wilhelmsson o Leo Scaloni).

El año del último descenso, sin director deportivo en la plantilla (había sido despedido Richard Barral) y con Tino Fernández al frente del club, llegaron Eneko Bóveda, Krohn-Dehli, Koval y, como agente libre y ya con el mercado cerrado, aterrizó Muntari. Solo Bóveda continúa en la plantilla y los cambios de aquel curso no evitaron el camino a Segunda División.

El curso pasado, el Deportivo llegó al mercado tras la derrota con el Cádiz, pero en la zona privilegiada de la tabla. Carmelo del Pozo fichó a Íñigo López, Matías Nahuel y, posteriormente, Vítor Silva. Lejos de mejorar, el equipo fue a peor, Natxo González acabó siendo cesado, José Luis Martí logró meterlo en promoción de ascenso y la película acabó de forma trágica en Mallorca.
De aquellos fichajes invernales no queda rastro en la plantilla del curso actual.

El dinero
Como solía decir Lendoiro: dejen salir antes de entrar. Eso es lo que necesita el Deportivo para poder fichar, soltar lastre. Esto es lograr que haya jugadores que se desvinculen.

Sería una forma de liberar parte del tope salarial para poder incorporar. Otra fórmula pasaría por encontrar patrocinadores que aumenten el volumen de negocio del club y, en consecuencia, también se incremente el límite económico que le ha impuesto LaLiga al club herculino.

Situación y ambiente
Al Deportivo tampoco le ayuda su cartel actual. Es el colista de Segunda División, ha ganado un partido de dieciséis y corre el riesgo de sufrir un descenso a Segunda B. Además, el ambiente está enrarecido, el director deportivo es considerado por gran parte de la afición como máximo responsable de la situación y el Consejo también ha recibido peticiones de dimisión. 

¿Qué jugadores estarían dispuestos a asumir el riesgo de quedar marcados con un descenso a Segunda B? Es otra de las limitaciones que tendrá el club en mes y medio si no mejora su situación en la tabla clasificatoria.

Comentarios