El Deportivo fulmina a un Linares atrevido

Foto | Quintana

El Deportivo fulminó en seis minutos al Linares, que le había salido respondón, y se jugará la plaza en Segunda División con el Albacete del coruñés Rubén de la Barrera el próximo sábado a las 18 horas en el Abanca-Riazor. 


No hubo sorpresas en la alineación de Borja Jiménez, con la pareja habitual en el centro de la zaga (Jaime con Lapeña), Héctor en el lateral izquierdo y el tridente Quiles, Miku y William en ataque. Miles de gargantas habían recibido a los deportivistas casi dos horas antes del encuentro en Riazor y más de 25.000 ocuparon sus asientos con el objetivo de llevar en volandas al equipo. 


Ni el ambientazo en Riazor ni la primera ocasión de los blanquiazules, a los 46 segundos con un centro de Héctor que Miku remató fuera, con la izquierda, paralizaron al Linares. Al contrario. Los jiennenses se crecieron. 


Presionaron, combinaron, tuvieron amplitud y encontraron muchas fisuras en la cobertura del Deportivo, que salió indemne a los siete minutos con una mano salvadora de Ian Mackay para despejar un remate de Etxaniz. 


Tampoco el árbitro y sus asistentes se lo pusieron fácil a los herculinos. No pitó una falta de Etxaniz a Antoñito a los once minutos y su disparo posterior salió desviado. 


Riazor animaba, el dominio en la grada era absoluto, pero en el verde, el Linares ganó el primer asalto a los coruñeses. Por suerte, no se trasladó en el marcador en un centro desde la derecha que nadie remató y que le cayó a Carnicer, que volvió a probar a Mackay.


El Deportivo intentó levantarse con un globo de Antoñito que Miku no pudo cabecear en el palo largo y Etxaniz, al cuarto de hora, tuvo de nuevo el gol para el Linares con un lanzamiento mordido. 


Del frenesí del primer tramo del partido se pasó a un segundo cuarto de hora más pausado, con los azulillos (de rojo en este partido), a la expectativa y el Deportivo dueño del balón. 


Con más posesión blanquiazul llegó la polémica a diez minutos para el descanso con una caída de Villares ante Barbosa que el árbitro no señaló y que, además, se produjo dentro del área. Un penalti escamoteado. 


El Deportivo ajustó mejor y contrarrestó el plan del Linares: robar y buscar a Etxaniz o a Carnicer a la contra. 


Se cumplieron los 45 minutos justo antes del primer disparo entre los tres palos de los herculinos. Villares ejecutó y Razak, aunque no era complicado de parar, lo atajó en dos tiempos. 


Se descontó un minuto y dio para mucho. Para esa acción y para que un disparo de Quiles le diera en la mano a Fran Lara, que cometió un penalti muy protestado. El delantero onubense se encargó de la pena máxima y la convirtió con un zurdazo a la derecha del portero. A los vestuarios se llegó con una tángana que le costó amarilla a William (antes la había visto Carnicer). 


Al brasileño le costó quedarse en el banquillo a la vuelta del descanso. Tampoco reanudó el encuentro Perejón en el Linares. El lateral lagrimeó en el banquillo. 


Más posesión

Con Soriano en el césped, el Deportivo tuvo más control del esférico. Antes de que se cumpliera la hora de encuentro, un control de tacón de Quiles dejó en posición franca a Miku, pero se cruzó a tiempo Fran Lara para interceptar su disparo. 


El Linares tuvo el empate poco después, en una falta lateral más defendida por los deportivistas. Etxaniz metió la bota ante Mackay, le superó con una vaselina y salvó bajo palos Héctor Hernández.


De lo que pudo ser a lo que fue. El Deportivo fulminó al Linares en un abrir y cerrar de ojos. Lo que tardó Soriano en dejar atrás a tres rivales y batir a Razak. 


Era el minuto 64. Intentó reaccionar el equipo de Jaén con la entrada de Copete, pero el Deportivo tumbó a su rival. Dieron espacio al capi Bergantiños y el de la Sagrada encontró la portería con un disparo a distancia que no pudo desviar Razak. Estaba sentenciado, pero, por si quedaba alguna duda, resolvió Quiles al finalizar con éxito una asistencia de Soriano. 


Fiesta en Riazor, explosión de alegría, de fútbol, de alivio, de saber que el primer paso está dado, pero, como diría el maestro Arsenio, cuidado con las fiestas, que nos la sacan de los fuciños. Y aquí, en A Coruña, sabemos de eso un rato. También lo sabe un coruñés como Rubén de la Barrera, que tendrá que afrontar el partido que llevaba toda la temporada evitando, desde que el Deportivo no le renovó el contrato. El Albacete visitará el feudo blanquiazul el sábado a las 18 horas. 



Deportivo 4-0 Linares
Deportivo: Mackay; Antoñito, Lapeña, Jaime Sánchez, Héctor; Villares, Bergantiños (Calavera, m.88), Juergen (Granero, m.88); Quiles (Álvaro Rey, m.79), Miku (Noel, m.85), y William (Soriano, m.46).   
Linares: Razak; Perejón (Adán Gurdiel, m.46), Fran Lara, Josema (Migue Marín, m.77), Barbosa; Rodri, Kako (Copete, m.67), Meléndez; Carracedo (Hugo Díaz, m.77), Etxaniz y Carnicer (Sanchidrián, m.77).
Goles: 1-0, M.47: Quiles, de penalti. 2-0, M.64: Soriano. 3-0, M.68: Bergantiños. 4-0, M.70: Quiles.
Árbitro: Lax Franco, del Comité Murciano. Amonestó a Etxaniz (m.39), Fran Lara (45+1), Carnicer (45+4) del Linares; y William (m.45+5), del Deportivo.
Incidencias: Partido de la primera eliminatoria del playoff de ascenso a LaLiga SmartBank disputado en el Estadio Abanca-Riazor ante 26.177 aficionados.

El Deportivo fulmina a un Linares atrevido

Te puede interesar