Carlos Salvachúa : “Estamos descendidos, pero no vamos de vacaciones a Riazor”

El entrenador de la escuadra navarra, durante el partido contra el Racing de Ferrol en A Malata | emilio cortizas

“Profesionalidad” es el adjetivo que, según el entrenador Carlos Pérez Salvachúa, mejor define a la plantilla del Tudelano, próximo rival del Deportivo. El conjunto navarro llega de golear al campeón del grupo, el Racing de Santander (3-0). Ni el descenso matemático ni los problemas económicos y de abandono por parte de los propietarios del club —que hace dos semanas denunciaron los jugadores y el cuerpo técnico— han llevado al vestuario a arrojar la toalla, que habría sido “lo normal”, como subraya Salvachúa en una charla con nuestro periódico. “Estamos descendidos, pero no podemos ir de vacaciones a Riazor porque la gente se está jugando el futuro”, avisa el estratega blanquinegro.




¿Qué supone ese 3-0 al campeón del grupo, pese a que ya había logrado el ascenso, en una campaña tan dura para vosotros y con el descenso ya confirmado?
Es un ejemplo de profesionalidad porque después de hacer un comunicado explicando la situación que vivimos y que vive el club y no bajar los brazos... nosotros hacemos pública la situación para exponer lo que llevamos sufriendo toda la temporada y, además, sin cobrar los últimos meses. El otro día el Racing no se jugaba nada, pero nosotros tampoco y fuimos superiores.

¿Cómo motivas a una plantilla en un curso tan difícil tanto por el aspecto económico como por veros en la parte baja de la tabla desde el principio?
Es comprensible que había que intentar hacer las cosas bien, mejor de lo que lo había planificado la empresa propietaria del club a la hora de competir en una categoría como la Primera RFEF, así que es de alabar el trabajo de jugadores y del cuerpo técnico, ya que ahora mismo somos 18 futbolistas en total.


En nuestra situación no es fácil, lo normal era haber bajado los brazos 




¿Con qué te quedas de la cita de la pasada jornada?
Con nuestra actitud, que es realmente de lo que habíamos hablado durante la semana, de primero hacerle un pasillo al Racing, pero en cuanto pitara el árbitro, competir lo mejor que pudiéramos. En las últimas cinco jornadas somos de los mejores equipos y si nos vamos a las últimas diez, estaríamos en mitad de la tabla. Si quitáramos la primera vuelta, estaríamos salvados, así que no sé qué pasará en A Coruña, pero somos un equipo que hemos ido a más, de los que mejores resultados estamos sacando en estos momentos.


En vuestra situación, ¿os resulta más difícil mentalizaros lejos de casa?

Contamos con que el escaparate es bonito, jugar en Riazor. Quizá sea la primera vez para todos los futbolistas jugar en un estadio así. Son partidos que al jugador le gustan. Estamos descendidos, pero no podemos ir de vacaciones allí porque la gente se está jugando el futuro. Además, en cuanto pite el árbitro, se iguala todo. Ahí no valen presupuestos ni historias, sino que solo va a valer lo que haya en el campo. Sabemos que el Depor tiene un plantel impresionante, que pelea por la segunda plaza y que esos 40 puntos de diferencia en la clasificación entre ellos y nosotros deberían reflejarse en el marcador, pero vamos a intentar ser profesionales y poner todo en el campo.


También será tu primera vez en Riazor.

Como primer entrenador sí, pero en total será la segunda porque viajé allí como segundo entrenador del Guadalajara en la temporada 2011-12. Jugamos en la séptima jornada y estábamos clasificados en la parte alta, a un solo punto del Deportivo, pero perdimos 4-0 allí, aunque había una gran diferencia de potencial entre ambas plantillas.


Sabes que Antoñito, jugando de extremo o de lateral,
va a llevar mucho peligro 




El pasado 22 de abril, el club coruñés se reforzó con Antoñito, al que te has enfrentado en tres ocasiones. ¿Qué te parece su fichaje?
Es un jugador que siempre da problemas en la banda. Sabes que, bien jugando de extremo o de lateral, va a llevar mucho peligro, se incorpora mucho. Sabes que cuando juega, el que le defiende va a estar entretenido.

Podéis ser jueces en el pulso entre el Depor y el Racing de Ferrol por el segundo puesto.
No, al final el Depor quedará segundo o tercero por las 38 jornadas, igual que nosotros, ganemos o no en Riazor, hemos merecido el descenso por nuestro debe en todas las jornadas. Lo vamos a hacer lo mejor posible por el Tudelano y por nosotros mismos.

¿Jugar sin presión os da más opciones de cara al sábado?
A veces es un arma de doble filo jugar contra un equipo que no tiene presión y lo estamos viendo en el otro grupo con el Betis B, que esta sacando buenos resultados. Nosotros siempre hemos intentado competir y ahora llegamos en nuestro mejor momento de la temporada, aunque no sé si nos va a servir para sumar los puntos allí, pero intentaremos ponérselo difícil como a todos los equipos.

¿Te sorprende el bajón del cuadro coruñés en la segunda vuelta y la espectacular racha del Racing de Santander?
Los números del Depor son buenos, pero es que los del Racing han sido demasiado buenos. Es normal que el Depor haya tenido un bajón, pero sus números son para estar ahí arriba. En las cinco últimas jornadas ha sumado muchos puntos, señal de que llega bien a la parte final y al playoff, que es lo importante.

¿Le ves bien, pese al mazazo que ha supuesto perder el ascenso directo?
Yo creo que llega bien. La primera opción del Depor era quedar primero, por supuesto, pero ahora su meta es quedar segundo y subir en el playoff. Además, juega en casa.

¿Qué destacarías del vestuario del Tudelano?


Lo que tenemos ahora mismo. Llevo 25 años entrenando y es uno de los mejores vestuarios que he tenido a todos los niveles porque aguantar en esta situación no es fácil, lo normal era haber bajado los brazos. Haber competido así, tanto fuera como en casa, es increíble, un vestuario que recordaré toda la vida. 

Carlos Salvachúa : “Estamos descendidos, pero no vamos de vacaciones a Riazor”

Te puede interesar