viernes 20.09.2019

Caballo no arroja la toalla y piensa en Huesca

El lateral izquierdo se ejercitó ayer con el readaptador deportivo y se encuentra a la espera de que los médicos elaboren una máscara protectora para probar si puede enfrentarse al cuadro oscense
El defensa salmantino corre junto al readaptador durante el entrenamiento de ayer  | patricia g. fraga
El defensa salmantino corre junto al readaptador durante el entrenamiento de ayer | patricia g. fraga

Diego Caballo apura sus opciones para poder formar parte de la expedición que viajará mañana a Huesca, donde el Deportivo disputa la segunda jornada de Liga el domingo.

El lateral izquierdo, que el pasado lunes fue intervenido quirúrgicamente de una fractura de los huesos propios de la nariz, saltó ayer al césped por primera vez esta semana, pero lo hizo para trabajar unos minutos con el readaptador, debido a que todavía no dispone de una máscara protectora para evitar que pueda recibir un golpe en la zona afectada.

El salmantino corrió unos minutos sobre el césped de Abegondo, junto a Fran Molano, y posteriormente completó unos ejercicios con balón como pases en corto. Tareas que no conllevaran el peligro de que el defensa pudiera recibir un balonazo en la cara.

Caballo recibió un golpe de Marco Sangalli en una pugna con el extremo derecho del Oviedo en los minutos finales de la primera jornada de la competición liguera.

El defensa fue atendido inicialmente sobre el césped y posteriormente en la banda del terreno de juego de Riazor. Ya al día siguiente, fue cuando se llevó a cabo la operación.

El equipo descansó el martes y regresó a los entrenamientos el miércoles, aunque con la ausencia del futbolista de 25 años.

Ayer, dio un pequeño paso adelante que hace confiar en que Caballo pueda viajar a Huesca, aunque todo dependerá de cómo se sienta con la máscara protectora.

No se trata de una solución sencilla y, cuanto menos, la presencia del lateral zurdo en El Alcoraz es dudosa.

En primer lugar, los médicos tienen que elaborar una protección que se ajuste a la cara del futbolista. Después, el zaguero tiene que probársela mientras entrena para comprobar qué sensaciones experimenta, si respira con normalidad, si la máscara la permite ver bien y si no se marea.

Si recibe la protección esta misma mañana, Caballo tendrá los entrenamientos de hoy y mañana por delante para intentar decidir si puede jugar sin que corra peligro su integridad física y tomar una decisión, junto a los médicos del club coruñés y al técnico Juan Antonio Anquela.

El entrenador jiennense cuenta con la alternativa de Luis Ruiz, fichado este verano después de que no renovara su contrato con el Lugo, pero el salmantino fue titular en la primera jornada y todo apunta a que en el caso de que se encuentre en condiciones de jugar, aunque sea con la máscara, Anquela optará por dar continuidad a Caballo.

Rolan, único ausente
Diego Rolan fue el único jugador que no saltó ayer al césped de Abegondo. El delantero uruguayo, que lleva varias semanas ejercitándose al margen de la plantilla, realizó un entrenamiento específico, según explicó el club.

El punta charrúa está pendiente de concretar su salida del Deportivo antes de que se cierre el mercado de fichajes, el próximo 2 de septiembre.

El ariete no participó en una sesión que se inició a las 11.00 horas y que se prolongó durante casi dos horas.

Los blanquiazules trabajarán hoy en Riazor.

Comentarios