Aitor Egurrola: “Riazor es una pista especial, de las más bonitas”

Egurrola, durante la rueda de prensa en la que se anunció su retirada | Fotos: FC Barcelona

Historia del Barça y del hockey patines, Aitor Egurrola Leizeaga (24 de junio de 1980, Barcelona) colgará el próximo mes de junio los patines, las guardas, los guantes, el stick y el casco después de 24 temporadas como profesional. Su último partido podría ser en una hipotética final de la OK Liga contra el Liceo. Y curiosamente el primero de su carrera fue el 31 de octubre de 1998 en Riazor. En una semana volverá a Coruña para disputar la Golden Cup en busca de su título número 78. Nadie ha ganado tantos como él.


El Pulpo, así le apodó Gaby Cairo cuando subió al primer equipo azulgrana, nos abrió las puertas del Palau Blaugrana la semana pasada para charlar de todo un poco: su inabarcable palmarés, la inminente retirada, sus planes después del hockey, la rivalidad con el Liceo, el playoff en la OK Liga y la novedosa Golden Cup. 


Eres el deportista más laureado en la historia del Barça y el jugador de hockey con más Ligas Europeas (11), más OK Ligas (21), más Copas del Rey (11)... En la rueda de prensa de tu retirada se expusieron los 77 títulos que lograste con el Barça, ¿impresiona?
Claro. De hecho, nunca había visto todas las copas juntas. Antes de entrar en la rueda de prensa me dijeron que estaban allí y eché un vistazo... Impresiona y me llena de orgullo, pero queda feo hablar de uno mismo (ríe). Hay una parte de suerte, de haber podido alargar mi carrera hasta los 42 años en el primer equipo del Fútbol Club Barcelona. En cualquier otro club y sin todo el talento y carácter ganador que se ha juntado durante tantos años en la sección de hockey patines habría sido imposible.


Aitor Egurrola, con todos los títulos que ha logrado con la sección de hockey patines del FC Barcelona


¿Te queda algo por hacer en el hockey?
Lo único que me planteo es seguir disfrutando como hasta ahora. Llevo años con esa mentalidad, de disfrutar del deporte porque nunca sabía cuándo iba a ser la última temporada. No pensarlo demasiado es lo que me ha llevado hasta los 42 años en el Barça.

¿Visualizas tu último partido?
No. Al haber un playoff tengo esa incógnita de cuándo será. Espero que sea llevándonos el título de OK Liga, que sería la forma más bonita de acabar.


¿Cómo ha cambiado el hockey desde que empezaste a jugar?

Empecé a los seis años y desde entonces ha cambiado muchísimo. El hockey era más lento y físico. Se rascaba más. Los palos a destiempo y los agarrones eran más frecuentes. Incluso recuerdo una campaña de la Federación Catalana contra la violencia. En ese sentido se ha vuelto un deporte más limpio, que favorece las transiciones rápidas y el espectáculo, aunque es cierto que la nueva norma para hacerlo más limpio se ha pervertido un poco favoreciendo partidos más defensivos. Después de tantos años de la nueva normativa, que fue un cambio muy positivo, el hockey debería plantearse hacer una evolución más. Creo que es un buen momento para abrir el debate y buscar un consenso entre todas las partes.

Después de tantos años de la nueva normativa, el hockey debería plantearse hacer  una evolución más

¿Te gustaría formar parte de ese debate?
No, yo tengo mi idea pero es a nivel particular. De entrada quiero tomar distancia con el hockey porque han sido muchos años.

El club te ha dejado la puerta abierta, de hecho.
Sí, el presidente (Jan Laporta) me dejó las puertas abiertas tanto en público como en privado. En el Barça tenemos esa suerte de que ayudan y cuidan a los exdeportistas en la medida de lo posible.

Sin embargo te vas a trabajar con tu hermano.
Mi hermano y yo somos socios de una empresa relacionada con el mundo de pago con tarjeta de crédito. Hace años que llevo la parte comercial y ahora, que ya tenemos bastante faena, me voy a centrar full time en la empresa.


Entiendo que has preparado tu transición del deporte profesional al ámbito laboral.
Sí, especialmente en los últimos años. He tenido la suerte y el privilegio de poder vivir de mi época como deportista, pero no tengo rentas para toda la vida y con 42 años estaría en una situación complicada si no hubiese preparado una salida profesional.

Con 42 años estaría en una situación complicada si no hubiese preparado una salida profesional

Y si volvieras, ¿te ves en el banquillo o en los despachos?
Ahora mismo veo complicado volver, pero no me vería en los banquillos. La tarea del entrenador es dura e ingrata. Los éxitos siempre son de los jugadores y las derrotas acostumbran a ser de los entrenadores. Si volviera, sería en los despachos.


24 temporadas en el Barça y de rivalidad con el Liceo, con sus altibajos.
Siento respeto máximo y absoluto por un club como el Liceo. Siempre ha competido. Incluso cuando no estaban en su mejor nivel, como dices, ha sido un equipo difícil porque siempre dan un plus. Además, para mí es especial porque yo debuté en un partido de OK Liga en Riazor.

¿Es el debut en Riazor tu mejor recuerdo de A Coruña?
El debut lo tengo bastante grabado y, quizá, ese sería el partido... pero ha habido grandes noches y también grandes derrotas. Cuando te encuentras en tantas finales hay un poco de todo. Es una pista especial. De las más bonitas para jugar al hockey, con un público que entiende y ha visto grandísimos jugadores pasar por allí. Siempre es un placer competir en A Coruña y contra el Liceo.


¿Qué vas a echar de menos cuando te retires?
No me he retirado y ya soy consciente de que voy a echar muchas cosas en falta: a los compañeros, los entrenamientos, que son una válvula de escape, la adrenalina y los nervios previos de un gran partido o una final, una sensación difícil de encontrar fuera del deporte.


Aitor Egurrola, portero del FC Barcelona hockey patines

El playoff es el formato más atractivo, pero concentra toda la atención en las últimas semanas y le resta importancia a la liga regular

El playoff de la OK Liga decidirá el título por vez primera desde la temporada 2007/08 y el Barça partirá con la ventaja de campo en todas las eliminatorias después de asegurar el primer puesto en la temporada regular con su victoria en Lleida el pasado sábado.


Eres uno de los pocos jugadores del Barça que ha jugado un playoff de la OK Liga.

Diría que el Pana (Sergi Panadero), Sergi Fernández y yo somos los únicos. A los demás ya les hemos avisado porque cuando nunca lo has jugado es raro. Estamos acostumbrados a tener una semana entre partido y partido y en un playoff juegas viernes y domingo, da igual que hayas ganado o perdido de cinco, cada victoria vale lo mismo. Mentalmente es muy diferente.


¿Crees que favorece el espectáculo?

Es el formato más atractivo, pero concentra toda la atención de una liga en las últimas semanas del año y resta, entre comillas, importancia a la temporada regular.

La Golden Cup es una competición muy abierta: hay siete u ocho candidatos que pueden ganar el título

Aitor Egurrola no volverá a jugar la Liga Europea. En cambio disputará la Golden Cup, una suerte de Champions oficiosa que se celebrará en el Palacio de los Deportes de Riazor del 11 al 17 de abril.


¿Es la Golden Cup una Liga Europea oficiosa?

No tengo duda de que a nivel de talento y de equipos sí lo es porque van a estar los mejores, pero ahora mismo es una incógnita. Creo que es un mal menor y a todos nos hubiera gustado jugar una Liga Europea en condiciones. Lo que sí que espero es que esto sea la semilla para una futura Liga Europea muy fuerte que ponga el hockey patines donde le toca.


¿Te apena el enfrentamiento entre la World Skate Europe y la Asociación Europea de Clubes?

Sí, es una lástima. No conozco las interioridades de las conversaciones para buscar culpables, pero si todo el mundo hubiese mirado única y exclusivamente por el bien del hockey, este año se habría celebrado una Liga Europea.


¿Crees que este conflicto desembocará en un formato como el de la Euroliga de baloncesto?

Creo que es la intención y la idea y sería súper positivo para el hockey. Lo que se conseguiría con una Liga Europea más fuerte sería potenciar ligas como la francesa o la italiana. Sus equipos de Champions se verían obligados a reforzarse para competir.

Si todo el mundo hubiese mirado única y exclusivamente por el bien del hockey, este año se habría celebrado una Liga Europea

Doce equipos y 19 partidos en siete días, ¿qué te parece el formato de la Golden Cup?

Tantos partidos en una semana no es lo ideal, pero si la alternativa era hacer esto o no hacer nada, bienvenido sea. Es un poco como el de las selecciones y todos los equipos tenemos plantillas amplias para poder aguantar este tipo de competiciones.


Primer partido contra el Sporting, ¿es una final anticipada?

No, es un encuentro más entre dos grandes equipos. Si en este tipo de competiciones el primer partido es ya de por sí complicado, para entrar en competición y buscar sensaciones, teniendo delante al Sporting espero más dificultades. Van a estar los mejores equipos de Europa y cuanto antes te empieces a medir con ellos, mejor.


¿Es difícil elegir a un favorito?

Yo creo que si haces una encuesta entre todos los jugadores les costaría elegir dos favoritos. Sinceramente creo que es una competición muy abierta. Habrá siete u ocho candidatos que pueden ganar el título perfectamente.


Aitor Egurrola, portero del FC Barcelona hockey patines

Empecé de jugador, pero el chico que estaba de portero enseguida lo dejó: hicieron una prueba y yo era el menos malo

El HCP Castelldefels fue el primer equipo de Egurrola, que se inició en el hockey patines cuando tenía solo seis años.


¿Siempre has estado en la portería?

Empecé de jugador y, enseguida, el chico que estaba de portero lo dejó. Hicieron una prueba entre todos los jugadores y yo era el menos malo (ríe). Como todos los porteros, nuestro sueño es jugador de delantero y marcar goles. De hecho, en mi última época en Castelldefels alternaba la portería con el equipo de superior categoría y de jugador con los de mi edad.


¿Te has llevado muchos bolazos?

Muchísimos: en las piernas, los brazos, la zona de las costillas... Ya me he acostumbrado. Nosotros recibimos, pero a mí me daría miedo ser jugador. Se llevan menos, pero son más peligrosos porque están muy poco protegidos.


Guardas, guantes, casco... las protecciones del portero son un ritual aparte, ¿cuánto tardas en colocarte todo?

No se tarda tanto como parece. En cinco o diez minutos puedes estar listo.


La posición en la portería es antinatural, en cuclillas o de rodillas, ¿se sufre mucho?

Estoy operado tres veces de la rodilla derecha y una de la izquierda, pero no me quejo. No fueron lesiones especialmente graves, pero cuando tenga 60 años lo sufriré más...

Aitor Egurrola: “Riazor es una pista especial, de las más bonitas”

Te puede interesar