La “tribu” de Camilo hizo vibrar el Coliseum

Camilo abarrotó el Coliseum en el concierto que ofreció ayer | JAVIER ALBORÉS

El Coliseum vibró ayer al ritmo del colombiano Camilo en un concierto épico que hizo retumbar el multiusos coruñés. La tribu -así llama el artista internacional a su comunidad- arropó al cantante y a su banda desde los primeros acordes de KESI el tema con el que arrancó el espectáculo. Un público diverso con fans de todas las edades disfrutó de los temas con los que prosiguió Camilo; Ropa cara, Favorito, Pesadilla o Manos de Tijera, sonaron en la primera parte del concierto. El momento álgido se vivió con la entrada en el escenario de Evaluna Montaner, pareja de Camilo y madre de su bebé, Índigo, con la que comparte escenario también durante la gira para interpretar Por primera vez, una de sus hits más conocidos, que empezó a sonar en 2020 durante el verano pandémico.

 

El autor y compositor colombiano ganador de cinco Latin Grammy y nominado a dos Grammy americanos lo dio todo sobre el escenario coruñés, del que no tardó en reconocer que, pisar el Coliseum, se había convertido en un sueño, ahora ya cumplido. Camilo demostró que no solo bate récords de venta de discos y entradas en sus conciertos sino también en la entrega de la tribu que no dejó de bailar ni corear las canciones desde el minuto uno de concierto. Desde Nasa, No te vayas, Buenos días, Millones o Tattoo se instauró una energía especial en el Coliseum, sobre todo cuando llegaron los temas esperadísimos de la noche, Tutu, Bebe o su famosísima Vida de Rico

 

El artista se mostró cercano con sus fans y compatriotas e, incluso, tuvo la oportunidad de saludar a una seguidora que acudió vestida de novia y que celebraba su despedida de soltera. Camilo no defraudó, cantó, bailó e, incluso, abrazó a sus seguidores, muchos de ellos, en primera fila, habían hecho noche para conseguir los mejores puestos frente al escenario. El concierto terminó con los últimos temas: De adentro pa fuera, El mismo aire, Pegao y, con Evaluna de nuevo sobre el escenario, Índigo como broche de oro a una velada en la que el colombiano se reencontró con un público al que se le hizo muy corto el recital.

La “tribu” de Camilo hizo vibrar el Coliseum

Te puede interesar