miércoles 16.10.2019

“A partir de la risa también se pueden decir cosas serias y no solo a base de drama”

La cubana estrena hoy a las 20.30 horas en el teatro Rosalía su último espectáculo “Adiós Arturo”, una obra con la que pretenden rendir homenaje al teatro mundano del día a día y evitar los dramas asociados a la muerte
La compañía celebró ayer una divertida presentación en los exteriores del teatro | pedro puig
La compañía celebró ayer una divertida presentación en los exteriores del teatro | pedro puig

Su alegría contagia y los llamativos colores de sus vestimentas hacen que todo aquel que se tope con La Cubana sienta una enorme curiosidad por saber un poco más de su hacer. La compañía de teatro catalana se instalará desde hoy hasta el domingo en el teatro Rosalía para presentar a los coruñeses “Adiós Arturo” dentro de su gira nacional que comenzó el pasado año.

“Es un espectáculo muy divertido que tiene mucho que ver con A Coruña porque explicamos la historia de un coruñés, Arturo Cirera Mompou, que crece en la calle de San Andrés y estudia en el Eusebio da Guarda después de que a su padre catalán lo destinasen como médico a la ciudad. Acaba de morir, hace dos días a los 101 años y no quería un funeral al uso, quería una fiesta y que se hiciese con los coruñeses y amigos que llegarán de todo el mundo al Rosalía”, explica el director de la compañía y guionista de la obra, Jordi Milán, que agradeció estar de nuevo en la ciudad debido a que su última visita fue hace 12 años con “Cómeme el coco, negro”.

La presentación ayer de “Adiós Arturo” en la parte exterior del teatro que da a la Marina no pasó desapercibida para los que por allí pasaron y que se preguntaban a qué venía tanto loro gigante de cartón. “Arturo no tenía descendencia y su única familia era un ejército de sobrinos, a quien les encarga celebrar su ceremonia de despedida, y su loro Ernesto, un actor más en la obra”, indicó Milán, haciendo referencia a un ejemplar de esta ave que permaneció posada durante toda la presentación en el medio de otros inmensos de cartón y el resto del elenco; “una decena de actores estupendos representan más de 80 personajes distintos”, indicó el director.

El objetivo de la obra no es otro que hablar del teatro cotidiano que muchas veces pasa desapercibido pero que se encuentra cada día en los distintos escenarios de la vida a través de diferentes “paripés”. “Contamos de una manera loca y divertida la parafernalia que se crea a partir de la defunción de una persona y la preparación de su funeral”, explican desde la compañía.

Risa concienciadora

“Adiós Arturo” se presenta como una “comedia surreal” que quiere ser “trending topic mundial” y que pretende que los coruñeses dejen sus problemas en casa.

“Todo es un poco teatro. El teatro sirve en todas sus facetas. Nosotros hacemos teatro comedia pero eso no quiere decir que el teatro con humor no pueda hacer pensar. Es una gran equivocación porque parece que para transmitir cosas serias tienes que decirlo a base de drama y no, a partir de la risa también se pueden decir”, asegura Jordi Milán.

Después de un año y cuatro meses despidiendo a Arturo, La Cubana hace un balance “muy positivo” de su recorrido por los teatros españoles, una gira que, tal y como indica su director, es inusual. “La hemos hecho al revés porque siempre solemos estrenar en Madrid y Barcelona y este año hemos empezado recorriendo España y ha funcionado muy bien. Lo han visto más de 200.000 personas, hemos estado en 29 ciudades y representado 300 funciones”, comenta Milán. Después de A Coruña, La Cubana viajará hasta Vigo para trasladarse después al teatro Calderón de Madrid hasta mayo y terminar el año en Barcelona.

Sin descansos

La música, el confeti y las sonrisas de ayer en la Marina representaron para los coruñeses un pequeño adelanto de lo que se podrá ver, a partir de hoy, en el Rosalía de Castro.

El espectáculo tendrá una duración de 120 minutos sin cortes y se estrenará hoy a las 20.30 horas. Mañana y el sábado, la compañía hará doblete a las 18.00 y a las 22.00 horas y el domingo, el último día de función, se subirán a las tablas del Rosalía a las 19.00 horas para despedir, sin dramas, al querido Arturo Cirera. l

Comentarios