Sábado 23.03.2019

Javier Vielba | “Es como el agua, no se puede dejar que se estanque porque da malos olores”

ARIZONA BABY Los vallisoletanos no vienen de Oriente, pero tienen barba y mucho rock and roll que regalar en directo

El grupo se consolida con un trabajo que pide improvisación en directo
El grupo se consolida con un trabajo que pide improvisación en directo

Una noche antes de que vengan los de Oriente, Arizona Baby traerán “Sonora”, que es oro, incienso y mirra, todo a la vez. A las 22.30.

Son como los Reyes Magos, tres y vienen en enero. 
Sí, este año los Reyes se adelantan, pintaremos al batería de negro porque barbas ya tenemos.

¿En qué momento llega “Sonora”?
Estamos muy contentos con una sensación de plenitud, de habernos superado como grupo. Es un doble vinilo porque uno solo no hubiera sonado todo lo bien que debería. En cuatro años no sacamos disco, pero al salir con el anterior dos años de gira, nos dio tiempo a llevar lejos las canciones de aquel en una compenetración que se fue forjando porque el tercer batería que tenemos, Guille, y que ahora ya suma el mismo tiempo que el primero, aportó mucho y pasó que al encarar el trabajo, el nuevo ya no es nuevo, es uno más. 

¿Esto en qué se traduce?
En que interpretamos y componemos como un equipo y esto nos ha dado sorpresas muy gratas porque venía uno con un tema a medio hacer y entre todos le dimos forma. Nos ha pasado a todos con partes de guitarra, melodías de voz... que acabaron de tener el toque “Arizona”.

En un trabajo que transmite mucha frescura dentro de esa veteranía que dice que lograron.
Sí, y que es muy de directo, de improvisar como en Woodstock, de músicos que se comen un tripi y se echan 40 minutos tocando. Nosotros lo haremos y no por el tripi, pero sí que llegamos a ese trance musical. Uno de los temas es de 14 minutos, tiene mucho de jam porque uno entra y otro sale y “Sonora” viene ahora, pero, mientra, produje para otras bandas, un LP a Ángel Stanich y el largo. He estado muy liado con eso y con Corizonas y “Nueva dimensión vital”, que tuvo mucho éxito. Fue mucho ajetreo y después estuve yo en solitario también con “Fantasmagoría”, todo de forma paralela en dos años sin parar más otros dos pergeñando disco. 

¿Cómo suena “Sonora” en directo?
“Secret fires” era muy lentito y al final encajaba más en un teatro aunque cuando vas a una sala le das duro al rock and roll. Aquí acabaremos reventados de rockear y tirar del repertorio más cañero, un trabajo que engancha más en directo, habiendo lentas también y expresivas, de todo... es muy colorido y lleno de matices. Muy pensado para el directo. Estamos deseando presentarlo.

La constancia es clave.
Es como todo, una vez que tienes el brío cogido, la inercia te ayuda. Por eso, nunca es bueno parar en seco porque es como el agua, no se puede dejar que se estanque porque da malos olores. Esto es importante y en ese sentido, somos bastante constantes. Es cierto eso que de la inspiración te llegue cuando estás en el tajo. Que haya constancia para conseguir avanzar. Es como cuando te vas de gira, al principio como que te cansas más, pero conforme pasan los días ya no tienes tantas agujetas, estás metido en harina y tu hogar es la carretera.

Es una buena forma de empezar el año, rockeando.
Es nuestra intención, cargarle las pilas a todo el mundo. Ojalá sea un año muy musical.

Comentarios