David Méndez: “Los festivales atraen a un tipo de público que va por la fiesta y que no es tan friki musical”

David Méndez, ayer durante las labores de acondicionamiento de Riazor | quintana

Subdirector de Bring The Noise

 

Nacido en Viveiro un día de Reyes de 1981, David Méndez parece haberse tomado muy en serio eso de regalar música. Subdirector de Bring The Noise, la promotora que hace 16 años inició el ahora mastodóntico Resurrection Fest de Viveiro –consiguió traer a Iron Maiden o Kiss– está a punto de cumplir un nuevo reto con la reapertura del estadio de Riazor para un concierto masivo 30 años después.

 

¿Cuánto personal humano mueve convertir Riazor en un gran escenario de festival? 
Ahora mismo debe haber 1.000 personas trabajando, pero no se trata de la contratación directa, sino también la indirecta. Es cuánta gente contratan los bares de alrededor para estos días, o los hoteles. Nosotros, por ejemplo, tenemos un hotel lleno desde hace una semana .

 

¿Cuál era su idea inicial y hasta dónde la ha variado?
A Coruña es una ciudad muy moderna, puntera no solamente en Galicia sino en el norte de España. El público es muy cosmopolita. Estábamos pensando algo muy de tendencia, para un público joven, dinámico y con poder adquisitivo.

 

Los que tomen como referencia el concierto de 1993 se preguntarán dónde está el rock and roll... 
Cuando haces el ‘booking’ marcas una línea, pero no es un supermercado en el que cojas lo que quieras. Franz Ferdinand es una de las bandas indies más grandes que hay. No siempre tienes exactamente todo lo que buscas, así que con lo que hay buscas el cartel más adecuado a la ciudad.

 

¿Se le ha quedado alguna espina clavada con el cartel?
Esperemos que haya festival para muchos años y podamos traer todos los artistas que queramos. No sabemos si será en el estadio o no, veamos qué pasa este año.

 

¿Qué datos puede ofrecer de respuesta de público?
Serán unas 25.000 personas por día, quedan pocas entradas.
 

Eso tiene un retorno económico...
La mayor parte se va a gastar fuera del estadio. El dinero queda en la ciudad. La gente va a poder entrar y salir, así también va a consumir fuera. Dormir te cuesta entre 80 y 150 euros por noche, comer 20 euros por persona... dentro del recinto solamente queda el 20 por ciento de lo que se gasta el público asistente al festival.

 

¿Por qué ese boom de festivales?
Normalmente atrae un tipo de público que no es tan friki musical y que  va por la fiesta. Pago una entrada más pequeña y veo a cien grupos. El público de festival no va a conciertos todo el año,

 

¿En cuánto está el caché de un artista top?
Un artista grande empieza en un millón, hasta cinco o seis que te puedan costar las leyendas. Los Rolling Stones, U2, Cold Play, Bruce Springsteen, que es un artista caro y lo vende todo.

 

¿Es posible montar algo así sin financiación pública?
Es inviable. Eso cuesta mucho dinero que no tienes de retorno con las entradas o las barras. O tienes un sponsor público y privado o es imposible, sobre todo en un recinto como un estadio de fútbol de 30.000 personas.

David Méndez: “Los festivales atraen a un tipo de público que va por la fiesta y que no es tan friki musical”

Te puede interesar