miércoles 20.11.2019

A Coruña, la cuna temporal de la lucha contra el cambio climático

Afundación acoge la exposición “Nuestro planeta”, una colección de imágenes, contenido audiovisual y actividades de realidad virtual que buscan concienciar sobre la necesidad  de frenar el maltrato a la naturaleza y paliar las consecuencias del cambio climático
Miguel Ángel Escotet y Joaquín Araújo | pedro puig
Miguel Ángel Escotet y Joaquín Araújo | pedro puig

Con la convicción de que no es demasiado tarde para salvar a la naturaleza de los peligros expuestos por la humanidad, Afundación acoge desde ayer hasta el próximo 8 de febrero la exposición “Nuestro planeta”, una muestra que se inauguró en primicia mundial en la sede coruñesa y que contó con la presencia del presidente de Afundación, Miguel Ángel Escotet, y el experto en medio ambiente y ecologista Joaquín Araújo.

Plásticos, residuos, calentamiento global, contaminación, sequía, deshielo... Las consecuencias del maltrato al planeta son cada vez más extensas. Los estudios apuntan a un desenlace trágico si no se toman medidas y la concienciación se apodera de la gente. “Estamos en esta situación por ignorar que formamos parte de la naturaleza para vivir. “Nuestro Planeta” pone énfasis en la parte emocional, en la apreciación estética. Estos documentales son bellos, y la belleza es muchas veces el único salvavidas que nos queda”, comentó Araújo en la presentación de la exposición.

La muestra de Afundación, con la colaboración de Planeta y Netflix, está compuesta por imágenes sorprendentes y emotivas, elementos audiovisuales e interactivos y actividades de realidad virtual basados en la serie homónima de la plataforma audiovisual. Cuenta, además, con la participación del científico David Attenborough. “El diagnóstico oficial es que ya no estamos a tiempo pero vamos a conseguir la suficiente rectificación como para desmentir al pesimismo absoluto que dice que ya no hay nada que hacer”, apostilló el ecologista.

Un recorrido de emociones

Un camino por las selvas tropicales hasta la sobreexplotada alta mar; desde los casquetes polares que se están derritiendo hasta los ríos que se quedan sin agua y praderas que están en proceso de desertización. “Nuestro planeta” ofrece todo un recorrido de emociones en el que se observa la cruda realidad: “El primer ser vivo que puede apreciar la belleza del mundo ha dedicado la mayor parte de su tiempo a destruirla”, comentaba ayer Araújo sobre el maltrato a la naturaleza por parte del ser humano.

“Nada le da más sentido a la existencia que intentar dejar a 
las generaciones que vienen un mundo mejor”, explicó Escotet

La exposición ya cuenta con 3.500 niños y niñas inscritos, por lo que el sistema educativo es fundamental para tratar de concienciar sobre el cambio necesario. “Nada le da más sentido a la existencia que intentar dejar a las generaciones que vienen un mundo mejor que el que nos ha sido entregado”, apuntó ayer Miguel Ángel Escotet, quien añadió: “De nada sirve cuidar si no aprendemos a cuidar”.

Hacer frente y actuar con premura contra el cambio climático es una obligación generacional. La huelga mundial por el clima que se celebró el 27 de septiembre fue multitudinaria en todo el mundo. Esto fue el gran inicio de una conciencia de lucha contra los malos hábitos. “Comienza a ser palpable el cambio de rumbo a través de las manifestaciones”, dijo Araújo. Y es que “la naturaleza es todo eso que no necesita el dinero para nada”, a diferencia de las empresas que explotan los medios de la naturaleza para su beneficio económico.

Más que una exposición

El presidente de Afundación, Miguel Ángel Escotet, anunció en la presentación de “Nuestro planeta” que, como complemento a la muestra, se ofrecerá la posibilidad de asistir a la proyección del documental de Netflix, uno de los contenidos estrella de la plataforma audiovisual. Será los días 9, 16, 23 y 30 de noviembre, 7 y 21 de diciembre y el 2, 3, 11 y 18 de enero, en sesión continua entre las 12.00 y las 20.00 horas. Además, el 14 de diciembre habrá una representación teatral de la obra Gaia.

Comentarios